José Ramón Ladra

Hitler, Judas o Franco: nombres en el DNI que levantan ampollas

La decisión de unos padres de Madrid de llamar su hijo «Lobo» ha resucitado la polémica sobre qué nombres son aptos para registrar a los recién nacidos

MADRIDActualizado:

Unos padres de Fuenlabrada podrán inscribir a su hijo como «Lobo» en el Registro Civil, a pesar de los problemas que les pantearon los responsables del registro en un primer momento.

«Lobo» era considerado un apellido y, por tanto, llamar un niño de esta manera no era posible por contravenir el criterio establecido por la Dirección General de Registro y del Notariado. Ahora podrán pues, como explicó el director general de Registros, «los usos sociales lo están convirtiendo en nombre y mucha gente se lo ha puesto de segundo para evitar la prohibición».

Esto es solo un ejemplo de cómo la aceptación de un nombre u otro varía según el momento histórico o los usos sociales. A continuación otros nombres que hoy en día levantarían polémica o incluso estarían prohibidos:

- Hitler

Falta decir que en Alemania está prohibido llamar Adolf Hitler a un hijo pues se considera como apología del nazismo. No solo eso, solo por decir el nombre en público te expones a una multa en el país alemán.

Caso curioso es el sucedido en Nueva Zelanda, donde las autoridades del estado de Nueva Yersey retiraron, en 2009, la custodia de los hijos a unos padres por llamarlos Adolf Hitler y Aryan Nation (Nación Aria). La connotación nazi estaba clara.

España, por su parte, también se podría vetar Hitler como nombre a causa del artículo 54 del Código Civil en el que se determina que «quedan prohibidos los nombres que objetivamente perjudiquen a la persona» y a su dignidad. Además el que sea un apellido no facilita su aceptación. Sin embargo, aproximadamente 200 españoles se llaman Adolf.

- Judas

Tampoco, según el artículo 54 del código Civil, se podría registrar, en un principio, a un niño con este nombre. La propia Real Academia Española de la Lengua (RAE) define Judas como «hombre alevoso, traidor».

- Franco

Aún con las connotaciones de la dictadura franquista, el nombre de Franco no está vetado en España. 40 años después del régimen, alrededor de mil españoles se llaman así.

- Canuto

Canuto IV de Dinamarca, también llamado por la Iglesia católica como San Canuto, fue un rey danés que tuvo como misión de su reinado expandir el cristianismo.

Pero la polémica no vendría por ahí. Canuto es como se llama también a los «porros» de marihuana. A pesar de esto, España lo admite como nombre y hay registrados más de 80 Canutos en el país.

- Osama Bin Laden

«El nombre de un niño no debería llevar a la humillación», esa fue la razón que dió la policía de Colonia (Alemania), a una pareja turca que quería llamar a sus hijo Osama Bin Laden. Ocurrió poco después de los ataques terroristas del 11 de septiembre en Nueva York.

- O' Donnell

En España se ha resuelto que no se puede usar como nombre porque puede confundirse con el apellido ilustre del famoso general y político español Leopoldo O'Donnell.

-Lenin

Algo parecido pasaría si unos padres españoles intentaran llamar a su hijo Lenin. Las normas establecidas al respecto dicen que están prohibidos los nombres que hagan confusa la identificación de las personas. Pero también cuando el nombre se identifica con un seudónimo que, para el sentir popular, es un apellido.

- Mesias

En 2013 una jueza americana dictaminó que no se podía utilizar el nombre de «Messiah». Según explicó la magistrada «la palabra Mesías es un título, un título que sólo se ha ganado una persona, y esa persona es Jesucristo».

En España, en cambio, no existe ninguna prohibicion para este nombre. Se registran en total 62 Mesías.

- Atila

La ferocidad del huno Atila no ha impedido que 84 españoles ostenten este nombre. La media de edad de los Atilas es de los 28 años.