El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo
El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo - ABC

El Gobierno busca hoy el apoyo autonómico al Pacto Educativo

Educación necesita también el respaldo de las regiones para su Plan de Convivencia Escolar que plantea la figura de un mediador que evite el acoso escolar

MadridActualizado:

El Gobierno pulsará hoy el apoyo de las 17 comunidades autónomas a su oferta de Pacto por la Educación, en el marco de la Comisión General de las Comunidades Autónomas, que se celebra hoy en el Senado con un único punto en el orden del día: la educación.

Esta cuestión centrará esta semana el foco informativo, ya que a esta cumbre autonómica en la Cámara Alta le seguirá la Conferencia Sectorial que tendrá lugar el jueves en la sede del Ministerio de Educación. A este foro llevará el Ejecutivo su Plan de Convivencia Escolar que, entre otras medidas, plantea la figura de un mediador en los centros escolares para evitar situaciones de acoso escolar. Para sacar adelante este plan necesita el respaldo de las regiones, ya que aprobarlo en solitario lo condenaría al fracaso.

La cita de hoy en el Senado supone para el Gobierno una oportunidad para conocer el apoyo que va a tener para sacar a adelante el Pacto de Estado por la Educación, que se negocia en la Subcomisión en el Congreso. Esta reunión se iniciará con la intervención del ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, que dará paso a la de los consejeros de Educación de todas las comunidades autónomas.

Méndez de Vigo había manifestado su deseo de que en este Pacto por la Educación también tuviera un papel esencial el Senado, y no quedara circunscrito al ámbito del Congreso de los Diputados. Dos meses después de que comenzaran los trabajos de los grupos parlamentarios, ahora es un buen momento para conocer la postura de las diferentes autonomías.

Precisamente, en esta Subcomisión del Congreso comparecerá mañana el exministro de Educación, José Ignacio Wert, a petición de Podemos. Una solicitud que ha causado sorpresa, ya que las fuentes consultadas por ABC no descartan que la formación de Pablo Iglesias quiera reventar una negociación que se está desarrollando en un clima de buen entendimiento.