PUEBLA

El Gobierno balear creará una oficina para garantizar los «derechos lingüísticos» de la ciudadanía

El nuevo organismo asesorará a las personas que se hayan sentido discriminadas por no haberse podido expresar en catalán o en castellano

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Gobierno balear tiene previsto poner en marcha en los próximos meses la Oficina de Defensa de los Derechos Lingüísticos, con el propósito de intentar «garantizar los derechos lingüísticos de los ciudadanos de la Comunidad, con independencia de la lengua que elijan para comunicarse, ya sea el castellano o el catalán». Así lo ha explicado este martes a ABC la directora general de Política Lingüística, Marta Fuxà.

En ese contexto, Fuxà ha señalado que es «radicalmente falso» que, como han indicado algunos medios, dicho futuro organismo vaya a ser en realidad una oficina de denuncias a funcionarios que no empleen el catalán. «Eso es mentira, pues el objetivo de dicha oficina no es denunciar a nadie, sea funcionario o no, sino asesorar e informar sobre los derechos lingüísticos a aquellas personas que sientan que se pueden haber vulnerado sus derechos, por no haberse podido expresar en catalán o en castellano», ha recalcado.

La futura Oficina de Defensa de los Derechos Lingüísticos será puesta en marcha por la Consejería de Cultura, que dirige la ecosoberanista Fanny Tur, a través de la Dirección General de Política Lingüística. De ese modo, se dará cumplimiento a una de las enmiendas que se aprobaron durante el debate de los Presupuestos de la Comunidad de 2018. Cabe recordar que en la presente legislatura gobierna en Baleares la socialista Francina Armengol, que cuenta con el apoyo de MÉS por Mallorca, MÉS por Menorca y Podemos.

Presupuestos

La mencionada enmienda fue presentada por el diputado de MÉS por Menorca Nel Martí, a raíz de la presunta «discriminación» lingüística que habrían sufrido el pasado año tres personas, dos a bordo de un avión y una en el interior de un taxi, que se quejaron públicamente de que no se habrían podido expresar libremente en catalán. La partida presupuestaria con la que contará este año la nueva Oficina de Defensa de los Derechos Lingüísticos será de 100.000 euros en total.

Según ha confirmado Fuxà, las condiciones de funcionamiento de esta nueva oficina aún se han de definir y concretar. De momento, sólo se han iniciado los trámites previos a la elaboración del proyecto de decreto que permitirá la creación del futuro organismo. Así, entre los días 10 y 30 del pasado mes de mayo se llevó a cabo un proceso de consulta previa, a través del portal de participación ciudadana, para conocer la opinión de la ciudadanía. «De momento no ha sido redactado aún ni siquiera el borrador del decreto», ha recordado la directora general de Política Lingüística.

Por su parte, la Consejería de Cultura ha emitido este martes un comunicado sobre la futura Oficina de Defensa de los Derechos Lingüísticos. «El objetivo es crear un organismo que ayude a garantizar los derechos lingüísticos de los ciudadanos ante situaciones de vulnerabilidad lingüística», señalaba la nota. Con la citada iniciativa, el Govern «pretende poner fin a estas situaciones y proporcionar a la población información sobre sus derechos lingüísticos y facilitar herramientas para conseguir erradicar actuaciones contrarias al respeto de estos derechos».

La aprobación del decreto por el que se podrá crear la Oficina de Defensa de los Derechos Lingüísticos permitirá «garantizar el derecho de los ciudadanos a usar la lengua oficial que elijan, de acuerdo con el marco legal establecido» en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía. El comunicado añade que el Govern «asume el mandato estatutario según el cual las instituciones de las Islas Baleares tienen que garantizar el uso normal y oficial de los dos idiomas, tienen que tomar las medidas necesarias para asegurar el conocimiento y tienen que crear las condiciones que permitan llegar a la igualdad plena de las dos lenguas en cuanto a los derechos de los ciudadanos de las Islas Baleares».