Vídeo: Donar médula ósea salva vidas - Elena Villegas
Reportaje Audiovisual

«La donación de médula es una manera muy simple de salvar vidas»

El donante debe estar bien informado antes de inscribirse en el registro mundial

Actualizado:

“Da mucho miedo cuando te confirman que te tienes que someter a un trasplante alogénico”. Así explica a ABC Dani Vélez, pareja de Estíbaliz, a quien hace seis meses diagnosticaron leucemia mieloide aguda, la consternación de ambos ante la noticia de que ella precisa de una donación de médula ósea, con la dificultad que implica encontrar un donante 100% compatible.

La historia de Dani y Estíbaliz se conoció en noviembre, cuando él publicó una emotiva carta en Facebook en la que buscaba «superhéroes» que se hiciesen donantes; necesitaba «seguir teniéndola en su vida» y cumplir su promesa de que se harían «viejitos juntos».

La movilización fue casi instantánea y, tal y como confirman a ABC desde el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, el número de donantes se incrementó con la campaña de Dani, que no solo buscaba «superhéroes» para su pareja, sino también para cualquier otro paciente que requiriera la donación de médula ósea. Pese al temor, Vélez nos cuenta que Estíbaliz está «muy ilusionada con la reacción de la gente».

En el tipo de leucemia que ella padece, el cáncer se origina en los mieloblastos, unas células que, si bien son necesarias para todo ser humano, se convierten en peligrosas cuando se multiplican de manera anormal en la médula ósea, ya que dificultan la producción de células sanas.

El transplante de médula es el último paso para curar esta leucemia. Primero se intenta con un tratamiento de quimioterapia y, si éste no funciona, con un transplante autólogo; es decir, los progenitores hematopoyéticos se obtienen del propio paciente. En caso de que éste tampoco obtenga los resultados deseados, se procede al transplante de médula de otra persona, que es lo que le ocurrió a Estíbaliz. En ambos tipos de transplantes, lo que se intenta conseguir es sustituir la médula ósea (que no espinal) productora de células malignas por otra sana.

El 75% de los pacientes que lo necesitan encuentran un donante

Primero se busca a un familiar que sea compatible; si no se encuentra, se acude al banco mundial de donantes de médula ósea. Según datos del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, el 75% de los pacientes que lo necesitan encuentran un donante; sin embargo, el 25% restante es una cifra a tener en consideración; de ahí la importancia de inscribirse como donante, ya que, como manifiesta Dani, «es una manera muy simple de ayudar a otras personas y salvar vidas».

Tres meses después del llamamiento, a través de las redes sociales, de su novio, Estíbaliz sigue sin encontrar un donante de todo compatible, por lo que sus médicos han optado por otro tipo de donación casi experimental: el trasplante haploidéntico. Se llevó a cabo el pasado 6 de febrero en el Hospital Clínico de Salamancay recibió los progenitores de su hermano-que no reúne todas las condiciones de compatibilidad-. El Doctor Gayoso, responsable de la Unidad de trasplante hemotopoyético del Gregorio Marañón de Madrid, explica que ya se lleva realizando varios años y que «lo que ha cambiado es la forma de prevenir las complicaciones que produce -la reacción de injerto contra huésped-». El equipo de Gayoso es quien introdujo en España esta técnica que ya han empleado en más de 120 personas.

Los avances médicos rinden cada vez más oportunidades, pero quien se enfrenta a la leucemia vive en una lucha constante, por lo que es fundamental que la sociedad tome consciencia de la importancia de donar médula ósea.