Zona del Amazonas en Brasil, recientemente deforestada por agricultores
Zona del Amazonas en Brasil, recientemente deforestada por agricultores - Reuters

El director del INPE dice que el aumento de la deforestación en la Amazonia es «innegable»

Los ambientalistas consideran que la destitución de Ricardo Galvão es un «ataque peligroso»

SAO PAULO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El director del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE), Ricardo Galvão, ha indicado este sábado que el aumento de la deforestación es «innegable», un día después de haber sido destituido por sus denuncias sobre el deterioro al que está expuesto el Amazonas.

«No hay la menor duda. Nuestros datos son correctos», ha dicho Galvao tras ser preguntado sobre el aumento de la deforestación en esta región de Brasil. Por otro lado, ha asegurado que «no presentó su renuncia».

El despido de Galvao, un respetado físico y miembro de la Academia Brasileña de Ciencias, ha causado un gran impacto en la comunidad científica del país.

Los ambientalistas consideran que esta destitución es un «ataque peligroso» a uno de los principales instrumentos de la lucha de Brasil contra el cambio climático: el uso de imágenes satélites para medir y combatir la deforestación.

Ha aumentado un 88%

Las estadísticas elaboradas por el INPE indican que ha aumentado en un 88 por ciento la deforestación en el mes de junio en la selva amazónica en comparación con el mismo mes del año pasado. Los datos registrados en julio muestran que hay más de 1.864 kilómetros cuadrados de deforestación, más del triple que en el mes de julio del año anterior.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y su ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, no están de acuerdo con esta interpretación de las cifras producidas por un sistema conocido como DETER. En este sentido consideran que las mediciones no tendrían que usarse para ver el aumento de la deforestación mes a mes, sino que deberían utilizarse como indicadores que sirvan a las autoridades para diseñar operaciones contra la tala y la quema de madera.

Los datos DETER «no permiten diferenciar exactamente cuando ha ocurrido la deforestación», según Galvao

Ante esta situación, el Gobierno ha dicho que solo las cifras emitidas por PRODES deberían de ser utilizadas para calcular el aumento de la deforestación. Galvao también considera que los datos DETER no tendrían que ser usados para comparar el aumento entre un mes y otro porque «no permiten diferenciar exactamente cuando ha ocurrido la deforestación». Por último ha aclarado que «históricamente los porcentajes emitidos por DETER son mucho más bajos que los de PRODES».

El pasado viernes Greenpace alertaba del aumento de la deforestación en Brasil en un 40 por ciento en los últimos doce meses y criticaba que las políticas implementadas por el Gobierno de Bolsonaro están destruyendo el Amazonas.

El gigante sudamericano alberga el 60 por ciento de la Amazonia, que es la mayor selva tropical del mundo y, como tal, clave en la lucha contra el cambio climático.