Vídeo: Más de cien personas bajo vigilancia médica tras la muerte de un hombre por la picadura de una garrapata - ATLAS

Lo que debes conocer de la infección Crimea-Congo

Ante el creciente peligro de esta enfermedad, es recomendable conocer las similitudes que tiene con otras enfermedades, el tratamiento, las causas y los síntomas

Actualizado:

La rara fiebre hemorrágica llamada Crimea-Congo, ha provocado el fallecimiento de un hombre de 74 años en el Complejo Asistencial de Ávila.

Esta enfermedad, se puede contraer debido a una picadura de algún animal infectado. Otras vías de contacto podrían ser estar en contacto directo con secreciones o fluidos del enfermo durante la fase aguda.

Ante el creciente peligro de esta enfermedad, es recomendable conocer las similitudes que tiene con otras enfermedades, el tratamiento, las causas y los síntomas.

¿En qué se parece al ébola?

Es una enfermedad hemorrágica provocada por un virus, pero es menos peligrosa que el ébola. Se transmite a los humanos al entrar en contacto con ganado o por la picadura de un tipo de garrapata, la del género Hyalomma. Como ocurre con el ébola, el contagio también se puede producir entre personas, cuando se entra en contacto con la sangre o los fluidos de un enfermo. Por eso, ahora se vigila a las personas que entraron en contacto con la víctima.

¿Cómo se trata?

La fiebre hemorrágica es un proceso que cursa con fiebre alta y hemorragias. No hay una vacuna segura y eficaz disponible, ni un medicamento específico para tratarla. La mejor fórmula de protección es evitar siempre la picadura de la garrapata.

¿Cómo ha llegado el virus a España?

Se piensa que el virus llegó desde África con aves migratorias portadoras de garrapatas infectadas. Estos animales se han detectado en gran parte de la Península, especialmente en el oeste peninsular.

¿Cómo nos podemos proteger de la picadura de una garrapata?

Usar ropa de manga larga, botas y pantalón largo cuando paseamos por zonas rurales. Es aconsejable no dejar la piel expuesta, sujetando los pantalones dentro de los calcetines. También se pueden usar repelentes tópicos en áreas de piel no cubiertas. Al volver a casa revisar la piel, el cabello y la ropa con cuidado, y examinar a los animales de compañía.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas que deben alertarnos son: fiebre alta (más de 38ºC), dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, mareos, vómitos, enrojecimiento de cara, cuello o tórax, congestión ocular (ojo rojo).