Crean un «nuevo Erasmus»: así es el plan de Europa para graduarte en Madrid, Berlín y París sin trabas burocráticas

Once universidades españolas han sido seleccionadas para participar de la red «Universidades Europeas», un inmenso proyecto de la Comisión Europea que pretende que las instituciones del continente se una para competir con el resto del mundo

MADRIDActualizado:

Once universidades españolas han sido seleccionadas para participar de la red «Universidades Europeas», un inmenso proyecto de la Comisión Europea que pretende que las instituciones del continente se unan para competir con el resto del mundo.

Esta red, de la que forman parte 114 instituciones de educación superior de 24 estados miembros, permitirá, entre otras cosas, que un alumno pueda formarse libremente por varias universidades sin necesidad de convalidaciones y obtenga un título firmado por los rectores de todas las instituciones donde decida formarse. Por ejemplo, un estudiante podrá graduarse en una ingeniería en la Politécnica de Cataluña, el Instituto Politécnico de Grenoble (Francia) y la Universidad Técnica de Darmstadt (Alemania).

Pero no solo se beneficiará los alumnos. Esta red también permitirá la movilidad de profesores, personal e investigadores. Por ejemplo, un docente podrá impartir clase en otra universidad distinta a la que pertenece y se podrán compartir experiencias, plataformas y recursos. Otro ejemplo: un profesor de la Carlos III de Madrid podrá trabajar en un laboratorio de la Universidad de Bremen (Alemania) o de Essex (Reino Unido).

«Es como un Erasmus a la enésima potencia. La diferencia con este está, sobre todo, en la duración de las movilidades tanto de los estudios como de las prácticas; así como su mayor flexibilidad. La red permitirá que los alumnos se formen en otras universidades durante todo el periodo de los estudios. Y en el caso de los profesores podrán impartir clase en otras instituciones. Pero cada consorcio organizará las movilidades como considere», explica Coral Martínez Íscar, directora del Servicio Española para la Internacionalización de la Educación (SEPIE).

«Como los clubes de fútbol»

«La idea de impulsar el sistema universitario europeo es muy buena pero que se pueda llevar a cabo dependerá de la financiación, las uuniversidades son como los clubes de fútbol, depende de cómose las financie», señaló Juan Romo, rector de la Universidad Carlos III.

Las once universidades seleccionadas son: Complutense de Madrid, de Granada, de Barcelona, Autónoma de Madrid, Universidad Católica de Valencia San Vicente Martir, Autónoma de Barcelona, Pompeu Fabra, Universidad de Valencia, de Cádiz, Politécnica de Cataluña y Carlos III de Madrid.

Pero esta unión de universidades no es aleatoria. La Comisión Europea hizo pública una primera convocatoria el pasado 24 de octubre (a la que se inscribieron más de 300 universidades) y que planteó la formación de diferentes consorcios especializados en temáticas concretas (ciencias sociales, bellas artes, estudio del mar, innovación, etc) en los que se agrupen las universidades.

Así, esta incipiente red ha dado lugar a 17 alianzas (cada una de ellas formadas por entre 5 y 11 universidades), que abordan una materia concreta. Por ejemplo: la alianza «Civica», una red de universidades especializadas en ciencias sociales; «SEA-EU», una alianza de universidades especializada en el estudio del mar; «EU4ART», otra red especializada en Bellas Artes.

«El objetivo es que las universidades, unidas, creen una estrategia innovadora y que a largo plazo nos permita destacar respecto a nuestros competidores, que se refleja en los rankings. La unión de varias universidades para tratar temas concretos las hace más fuertes y competitivas entre ellas y con el resto del mundo. Los consorcios deben trabajar para que la enseñanza sea excelente», añadió Martínez Íscar.

«Encontrar trabajo en todo el continente»

El proyecto cuenta con un presupuesto de 85 millones de euros y cada alianza recibirá 5 millones para desarrollar sus proyectos durante tres años. En otoño habrá otra convocatoria con más financiación. Y ya para el próximo marco financiero plurianual (MFP) del periodo 2012-2027 habrá más dinero aún, aunque se desconoce la cantidad.

En cualquier caso, este proyecto se paga con dinero del Eramus+, aunque el presupuesto se circunscribe a las acciones que realice la Comisión Europea y no las agencias, como la española SEPIE. Para ello, cuentan con el 25% del presupuesto del programa Erasmus.

El proyecto nació en 2017, en el marco del 60º aniversario del Tratado de Roma. Entonces, los jefes de estado y de gobierno firmaron una declaración que constataba la «necesidad de una Unión en la que los jóvenes reciban la mejor educación y formación y puedan estudiar y encontrar trabajo en todo el continente».