El Gobierno diminuirá la aportación de los mayores a la dependencia
El Gobierno diminuirá la aportación de los mayores a la dependencia - ABC

El Congreso aprueba modificar el copago de la Ley de Dependencia

El Pleno de la Cámara respaldará esta tarde una Proposición de Ley impulsada por una Iniciativa Legislativa Popular

MadridActualizado:

El Gobierno cambiará el copago de la Ley de Dependencia, después de que el Congreso de los Diputados aprobara esta tarde una Proposición de Ley para modificar la Ley 39/2006, de 4 de diciembre de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, en materia de participación en el coste de las prestaciones y servicios de las personas beneficiarias. Los votos a favor han sido 326 a favor y 5 en contra.

Tras el debate en el Pleno, al finalizar el orden del día se procederá a la votación, que se espera que sea mayoritaria -aunque el PNV ha anunciado que no la apoyará, el resto de los grupos sí-a favor de esta iniciativa parlamentaria, con la que se trata de enmendar los errores de la ley Zapatero, que no tenía memoria económica.

El Partido Popular recriminó al PSOE el diseño financiero de la ley: «Yo invito, tú pagas», subrayando que tenía que ser financiada por el Estado y las Comunidades. La diputada Carmen Navarro recordó que «la sociedad del bienestar hacia aguas y lo que hizo el PP fue preservarla». Navarro afirmó que «el copago no se lo inventó el PP» y que la ley nació «con defendencias». En este sentido, le recriminó al PSOE que dejara «a deber 1.304 millones de euros por no pagar las cotizaciones de la Seguridad Social».

El PSOE, en una durísima intervención de la diputada Marisol Pérez, acusó al Partido Popular de la «demolición» de la Ley en los «cinco años crueles de la mayoría absoluta», al implantar el «copago imposible». Además, señaló a los populares como responsables del «brusco parón» en el calendario de aplicación, llegando a acusarlos de «destrozar la vida y la esperanza de las personas».

Desde Ciudadanos, el diputado Marcial Gómez Valsera inició su intervención refiriéndose al «fracaso de la Ley» que está «lastrada por los recortes». Este grupo parlamentario puso el acento en el incumplimiento del PP del acuerdo con Ciudadanos en esta materia y pregunto, en alusión al coordinador general Fernando Martínez Maíllo: «¿La dependencia son también lentejas».

«Mal diseño»

Esta formación política entiende que que «ha llegado el momento de revisarla y ponerla al día» e hizo referencia al «mal diseño inicial del modelo de financiación».

Podemos acusó al PP de «dar un paso atrás» con el copago y aseguró que si se apoya el copago «estamos abriendo la puerta a la destrucción del sistema», señaló la diputada Miriam Alba. A pesar de esta crítica y de afirmar que la ley «necesita una reforma urgente», se mostró dispuesta a apoyarla.

El PNV no la apoyó con el argumento de que «vulnera el ámbito competencial» de las Comunidades autónomas, según expuso el diputado Íñigo Barandiarán. En este sentido, subrayó que «incurre en los mismos defectos» que cuando se aprobó.

Medidas propuestas

La Proposición de Ley ha llegado al Pleno después del debate el pasado día 23 de febrero de una Iniciativa Legislativa Popular impulsada por el Cermi (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad). Es la pimera vez que una propuesta de carácter social llega al Parlamento por esta vía.

Como primera medida los miembros del Cermi, que agrupa a buena parte de las asociaciones del colectivo, proponen ampliar los factores que se tienen presentes a la hora de determinar tanto el nivel de renta como el patrimonio del usuario; añadiendo a la edad el momento vital de aparición de la situación de dependencia y su mayor o menor prolongación a lo largo de la vida de la persona beneficiaria.

La segunda modificación es la exención del copago a quienes perciben menos de 1.331 euros al mes (2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). El tercer cambio sería fijar una aportación máxima por persona que no sea superior al 60% del coste que entraña percibir un servicio. Finalmente, quieren que a la persona en situación de dependencia se le garantice una cantidad destinada a gastos personales que no sea inferior al 40% de su capacidad económica.

.