rome reports

El cardenal Dolan triunfa en el Vaticano

El estilo desenfadado y «yankee» del nuevo purpurado de Nueva York le convierte en la estrella del encuentro con el Papa. Citando a Martin Sheen, anima a hacer el Camino de Santiago

CORRESPONSAL EN EL VATICANO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En un clima jovial y optimista a pesar de las dificultades, Benedicto XVI y 133 cardenales del mundo entero emprendieron el viernes una jornada de debate a puerta cerrada sobre las directrices de la «nueva evangelización», objetivo prioritario del resto del Pontificado. En el encuentro participan ya los nuevos 22 cardenales que reciben la birreta el sábado, entre los cuales destaca el arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, encargado por el Papa de una presentación inicial que despertó entusiasmo.

Dolan, un «americano-irlandés» de aire divertido y sonrisa desbordante, dijo al Papa y al colegio de cardenales que «nos hemos reunido aquí como misioneros y evangelizadores», para lo cual les hizo siete propuestas.

La primera es reconocer que muchas personas sin fe están en realidad buscándola. Como ejemplo mencionó que «una película popular ahora en mi país es "The Way", del popular actor Martin Sheen. Quizá la hayáis visto. Hace el papel de un padre cuyo hijo muere realizando el Camino de Santiago y, aunque no cree, decide completar la peregrinación en lugar de su hijo fallecido». Dolan afirma que el médico californiano es el típico ejemplo de «hombre secular, satisfecho de sí mismo, descreído y que se declara ex – católico, pero cuya profunda sed de algo, o mejor de "Alguien", crece a medida que avanza en el Camino».

Las otras propuestas son: tener confianza pero sin caer en el triunfalismo; darse cuenta de que la nueva evangelización no es sobre unos contenidos sino sobre una Persona; entender que Jesús nos dice la verdad sobre nuestra vida; sonreír, pues el evangelizador es una persona alegre; entender que la nueva evangelización es sobre el amor, el amor de Dios por cada persona y el amor a cada persona; y, finalmente, estar dispuesto a dar la sangre como se dice en el juramento de los nuevos cardenales.

El español Santos Abril

El Papa dirigió el rezo del Ángelus pero por la mañana se limitó a escuchar atentamente las sucesivas intervenciones, hasta un total de siete, sobre la evangelización y también sobre el Año de la Fe, cuyo programa fue comentado por el presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, el arzobispo italiano Rino Fisichella. El nuevo cardenal español Santos Abril, que recibe la birreta el sábado, participó ya en el encuentro.

A los purpurados les gustó que el nuevo cardenal de Nueva York hablase de películas, pues citó también la francesa «De dioses y hombres» sobre los monjes trapistas de Tibhirine, ejemplos de coraje y de amor por las personas de otras religiones,incluso hasta morir degollados por integristas argelinos.

La nueva evangelización de Occidente requiere entender su lenguaje y sus medios de comunicación. Y también ir sin miedo a las fuentes en las que se crea la cultura popular global, que hoy por hoy son sobre todo París, Londres, Nueva York y Los Ángeles.