El Parlamento vasco busca la forma de acabar con la avispa invasora asiática

El insecto estruye a las abejas comunes y constituye un problema no sólo para los apicultores sino para el conjunto del ecosistema

Vitoria Actualizado:

El Parlamento Vasco ha acordado este martes instar al Gobierno autonómico a elaborar un plan para erradicar la avispa invasora asiática, que destruye a las abejas comunes y constituye un problema no sólo para los apicultores sino para el conjunto del ecosistema.

La iniciativa, presentada por el PNV, el PP y Aralar, ha sido debatida en la comisión de Medio Ambiente de la cámara vasca y ha salido adelante con el apoyo de todos los grupos, según ha informado Aralar.

Esta avispa de gran tamaño y de origen asiático, conocida por el nombre científico de Vespa Velutina, se detectó en Francia ya en 2004 y en pocos años ha colonizado otros países vecinos.

En 2010 llegó a Gipuzkoa y Navarra, donde ya ha causado importantes daños, como denunciaron el pasado mes de octubre representantes de apicultores y productores de miel, quienes explicaron que esta avispa, además de alimentarse de néctar y fruta madura, apresa abejas y otros insectos.

Aunque por el momento no se ha detectado su presencia en otros lugares de Euskadi, los expertos temen que pueda expandirse al resto del País Vasco. Además, pone en peligro el ecosistema, ya que según ha explicado el parlamentario de Aralar Dani Maeztu en un comunicado, «la abeja común es uno de los elementos más importantes en la polinización y si la avispa invasora repercute en el número de abejas, la biodiversidad puede verse amenazada».

Para poner fin a este problema el Parlamento ha acordado que el Gobierno Vasco elabore en un plazo de seis meses un plan para erradicar este insecto invasor, en colaboración con las diputaciones afectadas y con los territorios limítrofes, también con el gobierno de la región francesa de Aquitania.

Maeztu ha destacado la importancia de que Euskadi coordine sus trabajos con las instituciones francesas porque «el problema está más arraigado en el país vecino» y se puede aprovechar la experiencia adquirida.