El arzobispo de Toledo critica a las farmacéuticas por no bajar el precio de los imedicamentos contra el sida
Braulio Rodríguez, arzobispo de Toledo y Primado de España - HERAS
artículo en la revista diocesana «padre nuestro»

El arzobispo de Toledo critica a las farmacéuticas por no bajar el precio de los imedicamentos contra el sida

Braulio Rodríguez dice que es un «simplismo» creer que la Iglesia es culpable por «no permitir el uso de preservativos»

MADRID Actualizado:

El arzobispo de Toledo y Primado de España, Braulio Rodríguez, ha asegurado que una de las causas del sida o de su gran difusión en África es el «gran negocio» de las grandes empresas farmacéuticas, «que no bajan el precio de sus medicamentos e impiden la curación o el riesgo de muerte para tantos enfermos».

Rodríguez ha hecho estas consideraciones en su escrito semanal publicado en la revista diocesana «Padre nuestro» , recogido por Ep, con motivo de la LIII Campaña de Manos Unidas, que este domingo comienza con el lema «La salud, derecho de todos. ¡Actúa!». «Estamos acostumbrados a creer que si hay tanto sida en África, tal vez la culpable es la Iglesia, que no permite el uso de los preservativos», algo que, según el arzobispo, «es ciertamente un simplismo, un tópico al uso de países occidentales como España». «¿Acaso en España no es tremendamente fácil acceder a los preservativos y no desaparece el sida?», ha preguntado el arzobispo, quien ha recalcado que ha escuchado a alguien decir que «el preservativo se ha convertido en África en un arma de distracción del problema del sida». En este marco, ha advertido de que el 30 por ciento de las instituciones que se dedican a luchar contra el sida pertenecen, de hecho, a la Iglesia Católica, con «fantásticos» programas para combatir la enfermedad.

Según ha dicho los voluntarios de Manos Unidas no entran en esas «disquisiciones», sino que se «lanzan a la acción» y se «esfuerzan» para, además de la colecta -«que es de obligado cumplimiento para todas las parroquias y templos de la Diócesis», inventar toda clase de maneras para conseguir recursos que permitan financiar proyectos concretos.

La Iglesia denuncia

También ha destacado la labor de Manos Unidas y, en relación con los objetivos de esta nueva campaña, ha apuntado que esta institución de la Iglesia «se preocupa de saber y denunciar las causas por las que enferman y mueren las personas» que contraen enfermedades como el virus del sida, el paludismo (malaria, dengue) y la tuberculosis. «Es bueno pedir la responsabilidad de todos nosotros en su erradicación», ha apuntado. Dicho esto, ha afirmado que «la salud de los humanos no se puede convertir en un negocio multimillonario» y ha recalcado que «los avances en la investigación de vacunas y fármacos han de ponerse al servicio del derecho de salud de los más pobres».

El arzobispo ve necesario difundir una información básica sobre la infección que haga desaparecer «tópicos e ignorancias» e informar cómo lucha la Iglesia Católica contra estas enfermedades.