Shaun May y su esposa
Shaun May y su esposa - FACEBOOK

Apuñala a su esposa después de pedirle que se vendara los ojos para darle una sorpresa

La justicia le declara culpable de intento de asesinato, aunque la sentencia con la pena se conocerá en octubre

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La justicia ha declarado culpable de intento de asesinato a Shaun May. El joven hizo que su esposa Laura, de 34 años, se sentara en la cama de su domicilio en Tunbridge Wells, en Reino Unido, y le cubrió los ojos con un paño de cocina para darle «una sorpresa». Cuando la joven estaba desprevenida, le clavó un cuchillo entre el cuello y el hombro. Al ver las heridas que le había hecho, la llevó al hospital.

Laura relató durante el juicio que Shaun realizó una cuenta atrás para darle el regalo, un presente que ella creía que iba a ser un cachorro. La pareja llevaba casada 14 meses cuando sucedió el incidente y acababa de regresas de unos días de vacaciones.

La esposa de Shaun May aseguró que no habían vivido ningún episodio violento previo a este suceso. Ese día fueron a la cama después de cenar y, según relata el fiscal, «hubo cierta actividad sexual antes de que Shaun le dijera que tenía un regalo para ella y pedirle que cerrara los ojos. Ella lo hizo y él salió de la habitación».

Shaun regresó y comenzó a contar de diez a cero. Cuando llegó a los números más bajos fue añadiendo decimales a los números para tardar así más en finalizar la cuenta atrás. Laura, impaciente, le dijo «vamos, Shaun». fue entonces cuando la apuñaló. «Al principio pensó que era un cachorro que se aferraba a su piel, pero luego se dio cuenta de que sentía frío y sintió algo goteando por su espalda», relata el fiscal.

La reacción de Shaun May fue apuntarse con el cuchillo a su propio estómago prometiendo que se iba a suicidar. Finalmente, llevó a su mujer al hospital. Al ser preguntado el motivo que propició los acontecimientos, se justificó asegurando que lo habían despedido de su trabajo el día anterior y que no sabía cómo podrían hacer frente a sus deudas.