Vacunación contra la polio en Afganistán. Esta enfermedad había sido erradicada de Europa en 1999, pero hubo un brote con 14 casos en Rusia en 2010
Vacunación contra la polio en Afganistán. Esta enfermedad había sido erradicada de Europa en 1999, pero hubo un brote con 14 casos en Rusia en 2010 - reuters

El virus de la polio vuelve a Europa

La Organización Mundial de la Salud ha anunciado el contagio de dos niños en Ucrania. El virus solo está presente de forma permanente en Pakistán, Afganistán y Nigeria

g.l.s.
Actualizado:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado que dos niños ucranianos se han infectado este verano con el virus de la polio, lo que supone un mazazo al intento de erradicación mundial de este virus impulsado por el organismo de Naciones Unidas, y que está previsto para 2018.

Los contagios se produjeron en el oblast de Zakarpatskaya, en el suroeste de Ucrania, cerca de las fronteras con Rumanía, Polonia, Hungría y Eslovaquia, los días 30 de junio y 7 de julio. Las infecciones se localizaron cuando una niña de 4 años y un bebé de 10 meses mostraron el síntoma característico de esta enfermedad de la polio, la parálisis irreversible del cuerpo.

La OMS ha reconocido que la posibilidad de que el brote se extienda por Ucrania es alto, dado que la campaña de vacunación contra este virus en este país es incompleta y solo cubre al 50% de los niños. Sin embargo, el organismo consluye que es difícil que el brote de polio se extienda por los países vecinos.

Según explica la OMS en un comunicado, el origen del brote debe atribuirse a una variedad del patógeno originada a partir de los virus inactivados que se inyectan para que actúen como vacunas y que se usan para inmunizar a la población, y que recibe el nombre de poliovirus de tipo I (cVDPV1).

El organismo resalta que este «salto» de virus desde las vacunas solo ocurre en casos excepcionales, y cuando las poblaciones no están bien inmunizadas. Además, considera que este tipo de brotes pueden contenerse rápidamente si la respuesta es adecuada.

Por ello, la OMS hace hincapié en la necesidad de lanzar una respuesta completa e internacional a este brote, por lo que continuará evaluando la situación y las medidas que se vayan tomando.

Parálisis irreversible

Esta enfermedad no tiene cura, y se caracteriza por atacar al sistema nervioso. Generalmente no presenta síntomas, pero en dos de cada 100.00 casos provoca la parálisis total o parcial de los pacientes, y a veces puede ocasionar la muerte. Con una frecuencia muy superior, en uno de cada 200 casos, aparecen síntomas como fiebre, cansancio, cefalea, vómitos y dolores en distintas extremidades.

Aunque afecta a adultos y niños, «la polio infantil tiene una especial relevancia debido a la alta tasa de la forma paralítica», la que provoca la parálisis, según explicó el virólogo Juan García Costa, de la SEV. Pero también se puede presentar en otras edades, especialmente en pacientes inmunodeprimidos. Se contagia de persona a persona a través de la ruta fecal-oral, o menos frecuentemente, a través de agua o alimentos contaminados.

Esfuerzos mundiales

La OMS había lanzado una campaña de vacunación mundial para erradicar al virus, que hace años estaba distribuido a lo largo y ancho del mundo, de los tres países en los que permanecía, y que son Afganistán, Pakistán y Nigeria. Sin embargo, solo en los dos primeros se había detectado la aparición de nuevos casos este año.

Ucrania, que lleva en guerra desde abril de 2014, había sido declarada libre de poio en 1996. Por su parte, Europa había sido declarada libre de polio desde 1999, aunque en 2010 se produjo un brote en Rusia, con 14 casos e importado de Tayikistán.

Aunque el nivel de vacunación de la Unión Europea es considerado como «satisfactorio» por el Centro Europeo para la Previsión y Control de Enfermedades (ECDC), y alcanza unos porcentajes superiores al 90%. Pero se estima que hay alrededor de 12 millones de personas de menos de 29 años que no han sido correctamente vacunadas. Por ello, esta agencia consideró como urgentes las medidas encaminadas a mejorar la cobertura de las vacunas contra la polio.