El papa Francisco saluda a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro durante la audiencia general de los miércoles celebrada el 17 de junio de 2015, en El Vaticano
El papa Francisco saluda a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro durante la audiencia general de los miércoles celebrada el 17 de junio de 2015, en El Vaticano - efe

Reacciones al texto del Papa Francisco: «Global, visionario y valiente»

Organismos e instituciones nacionales e internacionales valoran muy positivamente la encíclica del Santo Padre sobre la defensa del medio ambiente

Actualizado:

La encíclica del Papa ha tenido una gran repercusión en organismos e instituciones nacionales e internacionales y en sectores económicos, energéticos, científicos y, por supuesto, ecologistas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, destacó que el texto «enfatiza que el cambio climático es uno de los mayores retos para la humanidad» y que «es un asunto moral que requiere de un diálogo respetuoso con todas las partes». Y aprovechando el impulso papal a la sostenibilidad, urgió «a los gobiernos a situar el interés común por encima de los nacionales y adoptar un acuerdo climático universal en París».

Deuda de gratitud con el Papa

Muy positiva fue también la reacción de Lord Nicolas Stern, autor del informe que en 2006 advertía de que no tomar medidas podría llevarnos a una recesión del 20% del PIB mundial. El hoy director del Grantham Research Institute de Cambio Climático y Medio Ambiente de la London School of Economics, aseguró que la humanidad tiene una «gran deuda de gratitud con el Papa por su encíclica», que «muestra la mejor ciencia y la importancia de la ética en la vida pública».

En España, desde el ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, su máxima responsable, Isabel García Tejerina, mostró su deseo de que la encíclica «contribuya a impulsar las importantes negociaciones internacionales sobre el cambio climático que deben culminar en París a finales de este año con un compromiso global de 196 países. La UE lidera la lucha contra el cambio climático, y España está plenamente comprometida», dijo a ABC García Tejerina, que también recordó que «los ciudadanos debemos hacer de la conciencia medioambiental algo cotidiano, y los responsables políticos tenemos que promover las medidas necesarias para evitar el deterioro del medio ambiente». Y aquí aprovechó para invitar a todos «a sumarse a la última de las iniciativas del Gobierno, “ Un millón de compromisos por el Clima"».

Los ecologistas alabaron el texto del Papa y su capacidad de influencia

Por parte del sector energético, a cuya responsabilidad apela el Papa en su documento, las patronales de hidrocarburos y eléctricas aseguraron a este diario que aún era pronto para valorar un documento tan exhaustivo que merece una lectura en profundidad. Fuentes de Iberdrola, sí recordaron a ABC que ellos se han marcado «como nuevo objetivo medioambiental que sus emisiones de CO2 en 2030 sean un 50% inferiores a las emisiones específicas de la compañía en 2007».

Los grupos conservacionistas sí valoraron con rapidez el texto de Francisco y alabaron su mensaje. Theo Oberhuber, coordinador de Ecologistas en Acción, no dudó en aplaudir «la revolución verde, al menos en palabras. Esperemos que encuentre el mecanismo para ir más allá»,deseó. Igualmente, Asun Ruiz, directora de SEO/BirdLife, manifestó su «alegría» porque «una institución como la Iglesia católica, con capacidad de influencia sobre cientos de millones de personas, abogue por la conservación del planeta». Desde Greenpeace España, su responsable Mario Rodríguez, invitó al Gobierno «a que se sume a líderes mundiales y visionarios como el Papa».

Claridad del diagnostico

En ese punto coincidieron ecologistas y científicos. Carlos M. Duarte, catedrático de Ecologia Marina en la Universidad Rey Abdullah de Ciencia y Tecnologia de Arabia Saudi, aseguró a ABC que «es una aportación de carácter ético y moral de calado universal dirigida a todos, no solo a los catolicos». Según Duarte, el analisis del Papa «es lúcido y sorprende por la claridad del diagnostico y la asignacion de respondabilidades a los paises ricos y las grandes corporaciones globales». «Claramente -concluye Duarte- el Papa es un lider global, visionario y valiente, un referente ético y moral para todos, mas alla de nuestras convicciones».

Precisamente desde el ámbito de las convicciones, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Carlos Osoro, indicó que el Papa invita a realizar un «verdadero examen de conciencia, orientando la vida a la luz de nuestra relación con el Señor, e incluye una nueva dimensión y no sólo pone el foco en cómo se vive la comunión con Dios, con los otros y con uno mismo, sino también con todas las criaturas y la naturaleza».