El artículo llevaba la firma de Sabrina Rubin Erdely, una colaboradora de la revista
El artículo llevaba la firma de Sabrina Rubin Erdely, una colaboradora de la revista - ABC

«Rolling Stone» se retracta de un reportaje sobre una violación colectiva en EE.UU.

Un artículo sobre un ataque sexual en la Universidad de Virginia destapó una controversia sobre violaciones en los campus de EE.UU. La información, sin embargo, tenía muchos agujeros

Actualizado:

La revista «Rolling Stone» se retractó el domingo por la noche de un artículo sobre una violación colectiva de una joven en la Universidad de Virginia que incendió la opinión pública de EE..UU. En su número del pasado noviembre, ‘Rolling Stone’ publicó «Violación en el campus», un relato de un ataque sexual a una joven –Jackie- por parte de varios miembros de la fraternidad Phi Kappa Psi de la Universidad de Virginia. El artículo llevaba la firma de Sabrina Rubin Erdely, una colaboradora de la revista.

La información desató las críticas contra la universidad, movilizó protestas delante de la sede de la fraternidad y originó un debate nacional sobre los abusos sexuales en los campus universitarios y sobre la pasividad de las autoridades académicas para enfrentarlos.

Pero el artículo también despertó dudas: a los pocos días, surgieron opiniones que cuestionaban la veracidad del relato de «Rolling Stones». Poco después, «The Washington Post» publicó que la historia tenía muchos agujeros. El domingo por la noche, casi cinco meses después de la publicación del artículo, «Rolling Stone» daba marcha atrás sobre la información a través de un comunicado de su director, Will Dana.

Junto a la retractación, Dana incluyó un informe encargado por la revista a la facultad de periodismo de la Universidad de Columbia sobre cómo se elaboró la información y qué controles fallaron. Dirigido por el decano de la facultad, Steve Coll, el informe es en sí mismo un reportaje sobre un «fracaso del periodismo», con fallos en cadena de la periodista y de sus jefes.

Solo la versión de la víctima y denunciante

El principal error fue contar solo con la versión de quien era a la vez víctima y denunciante, sin conseguir identificar ni hablar con ninguna de las personas implicadas en la supuesta violación, ni los amigos de la víctima. También se critica la incapacidad de la revista de ofrecer la suficiente información sobre las acusaciones a las autoridades académicas o a la fraternidad para que respondieran de forma adecuada sobre ellas.

«Ha sido doloroso leer el informe», reconoció Dana, que aseguró que la revista se comprometerá a seguir las recomendaciones incluidas en el documento de la Universidad de Columbia. Dana pidió disculpas a los lectores de ‘Rolling Stones’, a la fraternidd Phi Kappa Psi, a la Universidad de Virginia y a todo aquel perjudicado por el artículo. «Los ataques sexuales son un problema grave en los campus universitarios, y es importante que las víctimas de violaciones se sientan con confianza para denunciarlos. Nos entristece pensar que su voluntad a hacerlo podría haberse visto dañada por nuestros errores», lamentó.

A pesar de retractarse, la revista no ha despedido ni sancionado a Erdely ni a ninguno de los periodistas que participaron en el proceso de supervisión del artículo.