educación

La mejor profesora del mundo

Nancie Atwell, fundadora y profesora del Centro para la Enseñanza y el Aprendizaje en Maine, recibió este pasado domingo el Global Teacher Prize, considerado el Nobel de la enseñanza

Actualizado:

La profesora estadounidense Nancie Atwell ha sido la ganadora del primer Global Teacher Prize, un premio que busca convertirse en el Nobel de los profesores. Atwell fue elegida entre diez finalistas, de 5.000 aspirantes iniciales, por un jurado internacional -en el que figuraban instituciones como la Fundación Bill y Melinda Gates- por su trabajo con los niños en la lectura y la escritura.

La ceremonia de entrega del galardón, dotado con un millón de dólares, se realizó en Dubái y estuvo presidida por el primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos y el expresidente norteamericano Bill Clinton, presidente de honor de la Fundación Varkey; también participó en el acto Sunny Varkey, presidente de la Fundación Varkey e impulsor principal del premio.

Sus alumnos leen 40 libros al año

Esta profesora y fundadora del Centro para la Enseñanza y el Aprendizaje en Maine se muestra orgullosa de haber conseguido que sus estudiantes de séptimo y octavo grado lean un promedio de 40 libros al año, como parte fundamental del arte de escribir, que para ella está basado en las cualidades de eficiencia y productividad.

El secreto, según explica «es dejar que el niño elija los libros, para que los lea y luego escriba bien». No en vano, Atwell trabaja como docente desde 1973 y es también autora de varios libros sobre educación,alguno tan conocido como « In the Middle», referencia para muchos maestros anglosajones. Antes de recibir el «Nobel» de la enseñanza, ya había recibido dos prestigiosos premios del Consejo Nacional de Profesores de Inglés, el David H. Russell y el de Profesor sobresaliente en Nivel Medio.

El dinero irá a su escuela

En su discurso de agradecimiento, Atwell aseguró que adora su vida de profesora y «los retos sociales y personales de trabajar enseñando a gente joven». Igualmente reconoció que le produce «una gran satisfacción desarrollar métodos de enseñanza que transformen la vida de sus alumnos».

Pero lejos de dormirse en los laureles de su sustancioso premio, esta profesora vocacional ha decidido donar el dinero a su escuela, como gesto personal de compromiso con el servicio social.

El Global Teacher Prize es un premio que busca reconocer el trabajo de los profesores y poner en valor la importancia de la educación. En esta primera edición se presentaron 5.000 aspirantes, de los que solo llegaron 50 a la final previa, entre ellos, un profesor español de Zaragoza.