La Secretaria de Estado de Educación, FP y Universidades, Montserrat Gomendio, este lunes durante un desayuno informativo celebrado en un hotel de Madrid
La Secretaria de Estado de Educación, FP y Universidades, Montserrat Gomendio, este lunes durante un desayuno informativo celebrado en un hotel de Madrid - efe

Gomendio dice que el sistema universitario español «no es sostenible»

Califica de «ecuación imposible» que España tenga una de las mayores tasas de acceso, tasas bajas de matrícula, impuestos bajos y prácticamente ninguna selección de entrada a las facultades

Actualizado:

La secretaria de Estado de Educación, FP y Universidades, Montserrat Gomendio, ha afirmado este lunes que el sistema universitario español «no es sostenible» y que habrá que iniciar en algún momento el debate sobre el tipo de sistema.

Gomendio ha hecho estas declaraciones durante un desayuno informativo, donde ha calificado de «ecuación imposible» el hecho de que en España se tenga una de las mayores tasas de acceso a la Universidad de toda la Unión Europea, una de las tasas más bajas de matrícula, impuestos bajos y prácticamente ninguna selección de entrada a las facultades.

«Es un sistema que no es sostenible y, por lo tanto, tendremos en algún momento que iniciar el debate sobre qué tipo de sistema queremos», ha dicho.

Gomendio ha comentado que «el problema es que la educación no es gratuita» y la pregunta es «quién lo paga, cuándo y cómo».

Ha explicado que en Estados Unidos la universidad prácticamente la paga el estudiante, mientras que, en el otro extremo, en los países nórdicos, casi no hay tasas pero tienen un elevadísimo nivel de impuestos.

Ha apuntado a que el modelo predominante aquí es que la financiación pública esté ligada a número de alumnos, cuando en países con niveles de excelencia tiene «peso» la calidad docente o los resultados científicos.

Inversión en becas

Ha negado que España invierta «poco» en becas, ya que el curso pasado se ha conseguido tener el presupuesto más elevado de la historia (más de 1.400 millones de euros) y, en comparación con otros países, no existe el sistema de préstamos. España beca «a más del 20 % de los alumnos en la universidad y, por lo tanto, es muy generoso», ha enfatizado.

Cuando se fijaron las «bajísimas exigencias» de rendimiento académico para acceder a las ayudas -un 5,5 en la universidad para estudiar gratuitamente y un 6,5 para obtener una cuantía que no hay que devolver- se tachó la medida de «excluyente y segregadora», pero se ha mejorado en el rendimiento de los alumnos «sustancialmente», ha aseverado.

Gomendio ha insistido en que el real decreto que flexibiliza la duración de las carreras, permitiendo grados de 3 años (al que ella denomina "4-1" en lugar de "3+2" como hacen los que lo critican), es una medida opcional y que los propios rectores ya la sugirieron en 2006.

Hacer un grado de 3 años no implica que el estudiante salga peor formado que con uno de 4 años o que tenga que hacer de forma obligatoria un máster después ni que éste sea de dos años en lugar de uno, ha recalcado, contestando así a las razones por las que el Sindicato de Estudiantes ha convocado una huelga para los días 25 y 26.

España cuenta hoy con más de millón y medio de universitarios, 83 universidades, 200 campus, 2.676 grados, de los que casi mil son de Ciencias Sociales y Jurídicas, y más de 4.000 másteres.

Ha hecho referencia a un informe de empleabilidad de los egresados universitarios, realizado junto a Empleo, y cuyos resultados «no son buenos». Así, tienen mejor empleabilidad las personas que solo tienen el título de egresado que los que concluyen un máster: el 64 % de los egresados encuentran empleo a los cinco años de terminar, frente al 58 % de los que han seguido un máster.