Imagen de archivo tomada en diciembrede 1983 que muestra al papa Juan Pablo II (i) visitando a Ali Agca, enla prisión de Coeli en Roma, Italia
Imagen de archivo tomada en diciembrede 1983 que muestra al papa Juan Pablo II (i) visitando a Ali Agca, enla prisión de Coeli en Roma, Italia - efe

El turco que atentó contra Juan Pablo II «da la bienvenida» al Papa Francisco

Mehmet Ali Agca pide reunirse con el nuevo Pontífice, que visitará Turquía a finales de este mes

Actualizado:

De intentar matar a un Papa a darle la bienvenida a otro. Mehmet Ali Agca, el pistolero turco que en 1981 intentó acabar con la vida de Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro del Vaticano, ha enviado una carta a los medios de comunicación saludando la visita del nuevo Pontífice Francisco I a Turquía, que tendrá lugar a finales de este mes.

En la misiva, encabezada por la foto del encuentro que Juan Pablo II y Ali Agca tuvieron posteriormente en la prisión de Rebibbia donde el turco cumplía condena, y en el que el Papa perdonó a su agresor, Ali Agca envía un mensaje de bienvenida a Francisco. «Mientras el mundo atraviesa una crisis económica, política y humanitaria, el Papa, que ha estado trabajando para establecer la hermandad y la paz entre países viene a Turquía. Creo que esta visita histórica ayudará al proyecto de la Alianza de Civilizaciones y al diálogo entre religiones», afirma el texto.

Añade, además, una nota ligeramente inquietante. «Yo, Mehmet Ali Agca, quiero encontrarme con el Papa durante su visita». Este antiguo terrorista podría ser sincero en su arrepentimiento, dado que en 2010 se convirtió oficialmente al catolicismo. Sin embargo, dado el historial de inestabilidad mental de Ali Agca, es altamente improbable que el equipo de seguridad del Pontífice acceda a este encuento.

Advirtió a Benedicto XVI

Ya antes de su conversión, Ali Agca había dado importantes señales de simpatía hacia la Iglesia de Roma. En 2006, durante la anterior visita oficial de Benedicto XVI a Turquía, le envió un mensaje manuscrito tratando de prevenirle de una presunta amenaza: «Tu vida corre peligro. Te matarán. Como hombre que conoce estas cosas, te digo que tu vida está en peligro, no vengas a Turquía», rezaba la nota, enviada desde la prisión de Ankara, donde había sido extraditado desde Italia tras haber sido indultado por el presidente Ciampi. No obstante, el viaje de Benedicto XVI transcurrió sin incidentes, más allá de las protestas aisladas de algunos partidos islamistas.

La última vez que Ali Agca realizó una declaración pública fue a principios de 2013, cuando afirmó que el atentado contra Juan Pablo II había sido ordenado por el Ayatolá Jomeini. «Mata por él, mata al anticristo, mata sin piedad a Juan Pablo II y después quítate la vida para que la tentación de la traición no ofusque tu gesto», habría dicho la suprema autoridad religiosa de Irán tras la revolución islámica. «Ese derramamiento de sangre será el preludio de la victoria del islam en todo el mundo», habría añadido, según la versión de Agca, contada en su autobiografía «Me prometieron el paraíso. Mi vida y la verdad sobre el atentado contra el Papa».