Día de los Santos Inocentes 2013: Las inocentadas históricas y más curiosas

Día de los Santos Inocentes 2013: Las inocentadas históricas y más curiosas

Cada 28 de diciembre los medios de comunicación difunden alguna noticia falsa que, aunque con apariencia disparatada, bien podrían pasar por ciertas

Actualizado:

Las inocentadas llaman a la credulidad de los telespectadores o lectores en el Día de los Santos Inocentes, tanto en España como en Latinoamérica, en conmemoración de uno de los episodios del cristianismo que fue derivando hasta el día de bromas que es hoy en día.

Hay inocentadas que, aunque ya son un clásico, nos hacen picar cada año y siguen triunfando como cambiar la hora del reloj a alguien, cambiar la sal por azúcar o viceversa, hacer un pedido de comida a domicilio para quien no lo ha pedido, pegar un monigote blanco en la espalda de nuestra víctima y, cómo no, el clásico susto al aparecer de repente de un escondite y los tradicionales artículos de broma como la mano falsa que al estrecharla es arrancada; las bolsas que se colocan en los asientos simulando flatulencias, chicles picantes, la flor que echa agua…

Pero pueden ser muchas las ideas que se nos ocurran para el día de los Santos Inocentes y en tantos años de tradición hay algunas de las inocentadas publicadas en prensa que ya han pasado a la historia y que, incluso, tienen ya más de cien años de edad, como la primera que publicó ABC, uno de los primeros diarios en publicar inocentadas, en la que contaba el hundimiento del viaducto de la calle Segovia y en la que incluía un fotomontaje de la rotura del Viaducto de Madrid en 1905. La tradición quedaría así instaurada cuando al año siguiente, el 28 de diciembre, el diario anunciaba un « tesoro descubierto en las obras de desmonte del Obelisco de la Castellana». El mismo monumento que iba a ser trasladado a la plaza de la Alegría, para colocar en el sitio la estatua de Castelar lo que provocó que los madrileños acudieran al palacio de Bellas Artes a ver los documentos y las monedas halladas en un arca… que nunca existió.

Desde aquellos años ya los lectores buscan este día las posibles inocentadas en los periódicos, por tradición, aunque también en la televisión y otros medios ya que las nuevas tecnologías van ampliando la variedad de bromas que se pueden hacer con el móvil, el messenger, el ordenador y hasta la thermomix... Si bien Facebook y Twitter se han convertido en los principales medios de llegar al mayor número de «inocentes» de una sola vez y llegar a causar mayor revuelo. En muchas ocasiones los propios protagonistas de las falsas noticias (políticos o personajes de actualidad) han sido cómplices para dar una mayor credibilidad o son ellos mismos los que utilizan las redes sociales al alcance de todos para hacer sus propias bromas.

Te recordamos algunas de las inocentadas históricas, las más divertidas, inverosímiles o que más revuelo han armado