Francisco pide a cristianos y musulmanes que promuevan el diálogo interreligioso
El brazo del Papa Francisco saluda desde el coche oficial - ABC

Francisco pide a cristianos y musulmanes que promuevan el diálogo interreligioso

El Papa felicita al mundo musulmán tras el fin del Ramadán

Actualizado:

Firmada por él mismo y con fecha de 10 de julio, el Papa Francisco ha enviado una felicitación al mundo musulmán al concluir su sagrado mes del Ramadán. El Papa se dirige a ellos «como expresión de aprecio y amistad para todos los musulmanes, especialmente aquellos que son líderes religiosos». Es tradición que el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso envíe un mensaje a los musulmanes al final de este periodo de ayuno, oración y limosna.

Francisco ha pedido a cristianos y musulmanes un esfuerzo por promover la educación como medio para fortalecer el diálogo entre ambas confesiones. «Estamos llamados a respetar la religión del otro, sus enseñanzas, símbolos y valores», subraya en el mensaje el Pontífice quien además expresa su dolor por los ataques que sufren los líderes religiosos y los lugares de culto.

Respeto a otras religiones

Para evitar estos episodios de intolerancia, indica Francisco, es necesario formar, tanto a jóvenes cristianos como musulmanes, en el respeto a otras religiones y siempre «evitando ponerlos en ridículo o denigrar sus creencias y prácticas». Ese respeto, que ha de ser mutuo, es el que «puede hacer crecer una amistad sincera y duradera». Por eso, ha destacado que «la familia, la escuela, la enseñanza religiosa y todo tipo de medios de comunicación social» comparten la responsabilidad de lograr este objetivo.

Es la segunda vez que Francisco se ha referido a los musulmanes con motivo de su mes sagrado. Ya les felicitó en su comienzo, el 8 de julio, en la homilía de la misa celebrada en Lampedusa en la que les deseó «abundantes frutos espirituales».

La última ocasión en la que un Pontífice rubricó un mensaje con ocasión del final del Ramadán fue en 1991, cuando lo firmó Juan Pablo II.