La razón de la muerte de Concha García Campoy: ¿Qué es un coma hepático?
Concha García Campoy, que padecía leucemia, falleció ayer tras entrar en coma hepático - maite bartolome

La razón de la muerte de Concha García Campoy: ¿Qué es un coma hepático?

Cuando el hígado deja de funcionar, los residuos del organismo se acumulan y deterioran el cerebro, lo que induce el coma

Actualizado:

La presentadora Concha García Campoy ha fallecido este miércoles, tras dos años de lucha contra una leucemia. La causa de la muerte ha sido un «fallo hepático agudo», según informaba el hospital La Fe de Valencia, donde permanecía ingresada desde el 8 de julio. Minutos antes de la confirmación del fallecimiento, su amigo, el presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias de Televisión, Manuel Campo Vidal, anunciaba a través de Twitter que los medicamentos le habían producido «un coma hepático».

«Esto quiere decir que el hígado ha dejado de funcionar y, al no poder eliminar los residuos del organismo, esas sustancias que se han ido acumulando dañan el cerebro y eso hace que un paciente entre en coma», explica a ABC el doctor Felipe Prosper, doctor del área de Hematología y de Terapia Celular de la Clínica Universidad de Navarra.

El fallo hepático, en estos casos, puede producirse por el efecto de los medicamentos en un hígado debilitado por muchos tratamientos de quimioterapia, pero también por la propia enfermedad que padece, o por la presencia de infecciones, comunes en estos pacientes, o por las tres cosas a la vez.

García Campoy anunció a principios de 2012 que padecía leucemia y, seis meses después se sometía a un trasplante de médula. Las cosas parecían ir bien, pero hace unos meses sufrió una recaída y tuvo que someterse a un segundo trasplante, esta vez de células de de cordón umbilical de un donante anónimo.

«Cuando se produce una recaída post trasplante, el pronóstico es bastante malo, porque esto quiere decir que la enfermedad es bastante resistente a los fármacos y que el enfermo ya está en condiciones menos adecuadas para recibir tratamientos agresivos», señala el doctor Prosper, para quien este fatal desenlace no es nada sorprendente en este tipo de tratamiento y de pacientes.