Una niña de 10 años salva la vida a su madre gracias a una técnica que aprendió pocos días antes

Gracias a la técnica Heimlich pudo ayudar a su madre, que se había atragantado con un trozo de pepino

MadridActualizado:

Emma Howard, de 10 años, aprendió en una cláse práctica la técnica Heimlich. La niña ni siquiera podía imaginarse que iba a poder aplicar lo aprendido pocos días más tarde.

Estaba en casa junto a su madre cuando esta se atragantó con un trozo de pepino. La mujer, que es enfermera, sabía perfectamente lo que estaba sucediendo, ya que notaba cómo el trozo de comida le bloqueaba la tráquea y le impedía respirar.

Emma se percató al instante de lo que sucedía y supo reaccionar lo suficientemente rápido como para salvarle la vida a su madre, todo gracias a la técnica que le enseñaron en la escuela, tal y como recoge 'Mirror'.