Fitbit salva la vida de un hombre que sufrió un ataque epiléptico

Se trata del primer caso reportado en una revista médica donde los médicos tomaron una decisión basada en los datos de estea pulsera que monitorea la actividad física

Actualizado:

Un hombre de 42 años de edad salvó su vida gracias a Fitbit, la pulsera que monitorea la actividad física de cualquier persona, después de sufrir un ataque epiléptico. Los médicos, tal y como han publicado en la revista de este mes « Annals of Emergency Medicine», decidieron cómo actuar en base a los datos que les dio el popular dispositivo.

A sus 42 años, la víctima, cuyo nombre se desconoce, sufrió un ataque de epilepsia en el trabajo por lo que fue trasladado al Lourdes Medical Center, en Camdem (Nueva Jersey) de urgencia. Aunque la convulsió en sí duró solo un minuto, el hombre estaba en peligro y cuando llegó al centro médico sus pulsaciones estaban disparadas.

«Durante el examen del paciente, se observó que llevaba una pulsera de actividad en la muñeca (Fitbit Cargo HR, Fitbit, San Francisco, CA), que se sincroniza con una aplicación en el teléfono inteligente del paciente», detalla la publicación. Fue entonces cuando el personal sanitario decidió acceder a la «app» de este « gadget» en la que comprobaron que la media del paciente era entre 70 y 80 latidos por minuto. Sin embargo, en ese momento, las pulsaciones se habían disparado entre 140 y 160.

Hasta este instante, los médicos dudaban en cómo hacer para regular el ritmo cardiaco del paciente pues no sabían si sufría una enfermedad crónica o sus pulsaciones eran el resultado de un infarto en sí. «El resultado del examen físico del paciente era normal, con la excepción de los resultados de los exámenes cardiacos y neurológicos», relata la publicación. Así que decidieron actuar teniendo en cuenta la información de Fitbit.

Los médicos, entonces, consiguieron regular el ritmo cardiaco del paciente con descargas eléctricas. «Este es el primer caso reportado en una revista médica donde los médicos tomaron una decisión basada en los datos de Fitbit», asegura «Annals of Emergency Medicine», que detalla cómo el hombre fue dado de alta horas después del ingreso.