Rebaño de cabras en Jamaica
Rebaño de cabras en Jamaica - Publitzer Center

Un granjero en Jamaica le salva la vida a su cabra con el «beso de la vida»

El agricultor realizó una reanimación cardiopulmonar al animal que se ahogó al quedarse enganchado su collar en el de otras cabras

Paula A. Arocha
Actualizado:

Dicen que los agricultores harían cualquier cosa por sus animales, incluso realizar una reanimación cardiopulmonar.

Un rebaño de cabras corría por la calle cuando un grupo de hombres que trabajaban en el campo observaron que caminaban atadas entre ellas por el cuello. Aparentemente, los collares se habían enganchado, ocasionando la asfixia de una y arrastrándola junto con el resto.

Al ver esto, inmediatamente uno de los hombres que se encontraba viendo tal escena se acercó corriendo hacia el rebaño y desató a las cabras para que pudieran moverse.

Una de las cabras se había asfixiado y estaba siendo arrastrada, este señor jamaicano se negó a rendirse, y le ha realizado un RCP con una respiración de boca a boca, pero en este caso: respiración de boca a hocico.

El sonido del éxito fue un momento impactante de la cabra revivida. De acuerdo a las imágenes, sólo requirió una respiración más del agricultor antes de poder moverse sin ayuda.

Muchos de los hombres que se encontraban con este héroe de las cabras quedaron sorprendidos por lo cual uno de ellos tuvo la dicha de capturar el momento heroico.

Dicho vídeo se hizo viral en instantes mediante Reddit, muchos usuarios comentaron a su favor ya que en el vídeo se muestra el granjero jamaicano salvando las vidas de estos animales, especialmente a la cabra que se había enredado en una cuerda que las unía.

Realizar una reanimación cardiopulmonar en un animal puede parecer imposible y extremo. Pero la realidad es que estas habilidades excepcionales de cría de animales son vitales en Jamaica, que se ha caracterizado por ser un país que trabaja día a día para la mejora de condiciones de producción de cabras.

De acuerdo con la Asociación de Pequeños Rumiantes de Jamaica, los datos reflejan que los agricultores pagan hasta 900 dólares jamaiquinos, lo que equivale a 6.03 euros, por una paca de heno para alimentar a sus animales.

La agricultura y el cuidado de los animales, es una tarea desafiante en la isla debido a que no tiene el suficiente espacio como cualquier otra nación para plantar los alimentos para sus animales. Jamaica sólo tiene 235 kilómetros de largo y 84 kilómetros de ancho.

Con esta determinación de ver progresar a Jamaica y el dinero invertido en sus animales, no es de extrañar que un granjero estuviera dispuesto a darle a la cabra el «beso de la vida».