Continúa el misterio: un nuevo barco fantasma cargado de cadáveres aparece en Japón

Este navío se suma a los que llevan apareciendo en la costa desde hace varios meses. Se desconoce el lugar del que provienen y su finalidad

MadridActualizado:

El misterio continúa. Después de que, hace menos de una semana, el mundo conociera la aparición en las costas japonesas de 11 navíos destartalados, desiertos y con decenas de marineros fallecidos en sus cubiertas, el país del Sol naciente acaba de informar del hallazgo de otro de estos bajeles en las mismas condiciones. Tal como explica la versión en línea de la CNN, este buque fue encontrado el pasado domingo flotando cerca de la isla de Honshu (la principal del archipiélago). En su interior, además, han aparecido cuatro cuerpos sin vida.

El buque que ha sido hallado cuenta con las mismas características que los que han fueron encontrados a lo largo de este último mes cerca de la región nipona. Y es que, además de estar elaborado casi totalmente en madera, cuenta con una extensión de 12,5 metros de largo. Concretamente, este último bajel fue hallado a 10 kilómetros (unas seis millas) del puerto pesquero de Ushitaki, en Sai Village, según ha explicado un portavoz de la Guardia Costera de Aomori a la cadena CNN en exclusiva. Nuevamente, no existe ningún elemento que permita identificar el lugar del que proviene la nave, aunque se sospecha que ha podido estar a la deriva desde hace bastante tiempo.

Sigue el misterio

El misterio de esta flota fantasma, como ya ha empezado a llamarse, comenzó aproximadamente hace dos meses. Desde ese momento han aparecido en las costas de Japón la friolera de hasta 11 barcos (el último es el número 12) a la deriva, sin carga, sin ninguna bandera que les identifique y totalmente cargado de cadáveres en avanzado estado de descomposición (algunos no siendo más que esqueletos). A día de hoy, la cifra de cuerpos encontrada, según la Guardia Costera local, es de 22. Dos de ellos fueron hallados sin cabeza. Por otro lado, en uno de ellos aparecieron hasta seis cráneos separados de sus cuerpos.

Desde entonces, las autoridades de Japón están tratando de averiguar su procedencia. La teoría más admitida -al menos de momento- es que provienen de Corea del Norte. Para realizar estas afirmaciones, las autoridades del país del Sol naciente se basan en una bandera raída de este país hallada en una de las cubiertas y en la aparición de una serie de letras grabadas en los cascos de una de las naves En la misma se lee lo siguiente: «Ejército Popular de Corea». Esta tipografía, según las autoridades, es la misma que se usó en uno de los buques que arribó a la ciudad costera de Wajima el 20 de noviembre con 10 cuerpos en descomposición en su interior.

Otra teoría es la que ofrecen algunos medios de comunicación japoneses que consideran que los buques podrían haber estado pescando en aguas prohibidas y podrían haber sido considerados desertores. También se destaca la teoría de que sus marineros trataban de escapar del régimen de Kim Jong-un. «Sabemos que, para aquellas personas que viven fuera de la capital de Corea del Norte la situación sigue siendo sumamente difícil. Por ello, la necesidad económica o el deseo de libertad puede hacer que traten de salir del país», explica John Nilsson-Wright, jefe del programa asiático del Instituto de Política de Chatham House, a la CNN.