Editorial ABC

El problema de las pensiones crece

La Seguridad Social destinó casi 9.700 millones de euros al pago de pensiones contributivas este mes de agosto, un 5 por ciento más a nivel interanual y un nuevo récord histórico

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El desequilibrio que padece el sistema público de pensiones sigue creciendo, año tras año, sin que nadie, empezando por el Gobierno de Pedro Sánchez, aborde esta situación con la urgencia y seriedad que merece, lo cual constituye una grave irresponsabilidad política. La Seguridad Social destinó casi 9.700 millones de euros al pago de pensiones contributivas este mes de agosto, un 5 por ciento más a nivel interanual y un nuevo récord histórico, mientras que el número de prestaciones rondó los 9,75 millones, una cifra, igualmente, inédita. La cuestión de fondo es que este gasto no dejará de subir a medio y largo plazo sin que exista financiación suficiente para garantizar su sostenibilidad, poniendo así en riesgo la supervivencia del actual modelo.

El progresivo envejecimiento de la población, fruto de la baja natalidad y la mayor esperanza de vida, junto a la jubilación gradual de la generación del baby boom a partir de la próxima década y el cobro de pensiones cada vez más altas acabarán agrandando el agujero de la Seguridad Social si los partidos políticos no hacen nada al respecto. Con un déficit de casi 20.000 millones al año y la hucha de las pensiones vacía, no es posible que el Gobierno se siga endeudando sine die para pagar estas prestaciones en tiempo y forma, sobre todo si se tiene en cuenta que la deuda pública total ya supera el 99 por ciento del PIB. La recaudación por cotizaciones sociales no alcanza, pese a situarse en máximos. Urge, por tanto, que se aborden cuanto antes las reformas necesarias para posibilitar la viabilidad del sistema. El problema, sin embargo, es que el Pacto de Toledo, lejos de lograr algún avance, se ha limitado a subir las pensiones con el IPC, con lo que el gasto crecerá aún más.