Vidas ejemplares

Pillería inglesa

Los británicos querían salir del club y seguir bañándose en su piscina

Luis Ventoso
Actualizado:

En la vida, la mayoría de los debates profesionales se dirimen hablando. Así que un orador dotado parte con una prima que le ayudará a llevarse el gato al agua. Los ingleses lo saben, por eso mientras nuestra educación está centrada en la memoria y la acumulación de conocimientos (empollar), la suya prima el arte de una buena y convincente exposición, tanto oral como escrita (venderse bien). Las camadas de graduados que salen de Oxford y Cambridge son como solventes actores de teatro, capaces de resultar muy efectivos en un atril o en cualquier lance social. Por encima de todo, les enseñan a estar en el mundo. Resumiendo: pocos pueblos se venden mejor que los ingleses y, aunque los admiro

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso