La importancia del olvido

«Aprender qué cosas debemos olvidar es sabiduría. Madurez es saber echar fuera de nuestra memoria todo aquello que ha sido perturbador y quedarnos con las lecciones aprendidas de aquellas experiencias. Pero borrando la parte dañina. La vida es la gran maestra, enseña lecciones que no vienen en los libros. Tarda uno mucho tiempo en darse cuenta de las cosas realmente importantes»

Actualizado:

La memoria es un archivo donde se almacena todo lo que vivimos y nos pasa. Tiene sus propias leyes. Y, además, tiene una residencia cerebral donde se almacenan las experiencias del pasado. Los últimos hallazgos sobre su investigación nos hablan de una memoria episódica, que archiva episodios repletos de detalles y que cuenta con más conexiones en las regiones posteriores del cerebro, donde se procesan la información visual y la percepción de los sentidos. Y otra, la memoria semántica que guarda el significado de los acontecimientos, es más conceptual y se dedica a organizar y jerarquizar toda la información, ésta se localiza en la región prefrontal del cerebro.

Hay además una memoria a corto plazo que hospeda lo reciente y