Euroizquierda: descalabro

Actualizado:

El dato más relevante de los comicios europeos concluidos ayer es la grave crisis que atraviesa la izquierda europea. En los países más importantes que gobierna fue derrotada, como es el caso de España o Portugal, vapuleada, como en Austria, o simplemente humillada, como el Reino Unido o Hungría. Y en aquellos en que está en la oposición -Italia o Francia- o aspira a ser alternativa -Alemania- su derrota también fue apabullante. Pero lo más preocupante para la democracia europea es ver cómo la debilidad de la izquierda europea está reforzando a partidos extremistas, xenófobos o antieuropeos, casos que hemos visto en estos comicios en países como Holanda, el Reino Unido o Austria, por mencionar sólo algunos. El Partido Popular Europeo sale reforzado de esta elección y se convierte en la gran formación europeísta de referencia: con sus actuales integrantes sumaría más de 300 escaños sobre los 736 totales. En sus manos está la tarea de frenar el auge del euroescepticismo.