El efecto Colau

La derrota en mayo de Colau podría significar el inicio de la remontada

Actualizado:

Este año 2019, supongo que entre otros espantos que hoy ni podemos imaginar, viviremos las elecciones municipales con más carga de profundidad desde las que en 1931 supusieron el principio de la Guerra Civil.

En Barcelona tendrán la importancia de saber si la enfermedad empieza a remitir o si el independentismo continúa disparando no sólo contra su capital, sino contra sus propios intereses. Ada Colau fue la primera consecuencia, no de la idea de la independencia de Cataluña, sino de la estupidez con que los partidos independentistas la han planteado a lo largo de los últimos siete años. Con Colau empezó la disfunción electoral, política y moral de Convergència i Unió, que poco después se rompería; su progresivo abandono de