Nace A.I.R-E, el primer asistente virtual de reciclaje
Nace A.I.R-E, el primer asistente virtual de reciclaje - ECOEMBES

Nace A.I.R-E, el primer asistente virtual de reciclaje

Actualizado:

Aunque el reciclaje ha empezado a ser una costumbre en muchos hogares y cada vez son más los ciudadanos que depositan los residuos en los contenedores adecuados, existen ocasiones en la que pueden surgir las dudas sobre algunos envases en especial. La composición o la apariencia pueden inducir al error a la hora de elegir el contenedor apropiado. Para solucionar los problemas y las dudas, Ecoembes ha creado el Asistente Inteligente de Reciclaje, A.I.R-E, un chatbot deado para resolver las dudas y consultas en materia de reciclaje.

«Hola mi nombre es AIR-E. Soy tu asistente de reciclaje. Pregúntame tus dudas sobre dónde debes tirar cualquier cosa y trataré de resolverlas». «Recuerda que puedes preguntarme por texto, voz o mandándome una foto del objeto que te genere dudas». «Actualmente te escucho y respondo en castellano, pero me puedes pedir que cambie el idioma a catalán, gallego o vasco». «¿Dónde tiro la lata de refresco? ¡Esa me la sé muy bien! Las latas, siempre al contenedor amarillo. Eso sí, libre de restos». Estas son algunas de las frases que nos podemos encontrar en el asistente virtual creado por TheCircularLab, el centro de innovación en materia de economía circular de Ecoembes, y que ha sido desarrollado por Accenture.

A.I.R-E proporciona información interactiva al instante sobre cuestiones relacionadas con el reciclaje de envases, como en qué contenedor debe depositarse cada envase, pero también con el reciclaje de otra clase de residuos, como mobiliario, menaje y textil. ¿Cómo funciona? Mediante el reconocimiento de voz y texto del usuario, pero la principal innovación del chatbotes, sin duda alguna, la imagen, pues consigue reconocer, gracias a las fotografías, el tipo de residuo objeto de las dudas. Cualquier persona podrá mostrarle imágenes de los objetos que desea reciclar pero que no sepa bien dónde hacerlo: la respuesta de A.I.R-E será inmediata. Además, cuantas más consultas reciba, más capacidad tendrá para dar respuesta, ya que A.I.R-E hace uso de técnicas de aprendizaje automático para alimentar su base de datos.

Este asistente virtual puede responder en todos los idiomas oficiales del Estado: castellano, catalán, gallego y euskera. Se adquiere de manera gratuita a través de App en Google Play y Apple Store, pero también está disponible en Facebook Messenger, en los dispositivos Alexa de Amazon y en la web de Ecoembes, con la intención de que en un futuro cercano esté disponible en más plataformas. Esta herramienta, que funciona las 24 horas del día, busca que el reciclaje sea más fácil para los ciudadanos. Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes señala que «Después de mucho tiempo trabajando en ello, por fin podemos ofrecer a los ciudadanos este chatbot del reciclaje, una herramienta que les facilitará su reciclaje diario cuándo y cómo quieran. Una de nuestras máximas es estar más cerca del ciudadano, escuchando lo que nos demanda y espera de nosotros; con A.I.R-E damos un paso más en esta dirección».

¿Pero realmente sabemos en qué contenedor va cada residuo? Según el Estudio de hábitos de reciclaje de los españoles, realizado por el Instituto Apolda, el 72,5% de los españoles dicen que en su hogar hay más de un más de un espacio para depositar los residuos. Uno de ellos es para los envases destinados al contenedor amarillo. Precisamente en este receptáculo el asistente virtual nos indicará que pueden ir briks de bebidas o de productos de alimentación, envases de plástico o metálicos.

Todo el vidrio va al contenedor de color verde: botellas, tarros de conserva, frascos de colonia. Los contenedores más usados en España son los de color azul, destinados al papel y al cartón. El asistente virtual también nos puede ayudar con los envases que van al contenedor azul, los de papel y cartón, y con las dudas más habituales con este contenedor: por ejemplo, que los papeles manchados de grasa no se deben depositar en este contenedor porque los restos orgánicos dificultan el reciclado.

El contenedor gris, que en algunas zonas es verde oscuro, está preparado para residuos que no pueden reciclarse: restos de comida, el papel y el cartón sucios, los cristales, los pañales, los objetos de goma y la cerámica tienen cabida en este contenedor. El naranja es el color del contenedor usado para el aceite de uso doméstico. Y el blanco, también denominado Punto SIGRE, es el que se encuentra en las farmacias para depositar medicamentos caducados o que ya se van a utilizar. Además, existen los Puntos Limpios, donde se almacenan los residuos tóxicos o muy voluminosos: pilas, aceites minerales de los coches, neumáticos, colchones, baterías, bombillas, radiografías, aparatos electrónicos, aerosoles, juguetes, mobiliario, ropa, pinturas y termómetros.

Pero si algo no se tiene claro, no importa, para eso está A.I.R-E: tu asistente de reciclaje disponible en todo momento y en cualquier lugar.