Idean cómo convertir la basura plástica en combustible de hidrógeno para los automóviles
Idean cómo convertir la basura plástica en combustible de hidrógeno para los automóviles - ABC

Idean cómo convertir la basura plástica en combustible de hidrógeno para los automóviles

Un proceso más barato que el reciclaje, dado que se puede usar cualquier tipo de plástico y no necesita limpiarse antes, aseguran sus promotores

Actualizado:

Los desechos plásticos podrían usarse como combustible para automóviles en el futuro gracias a un proceso innovador desarrollado por científicos de la Universidad de Swansea (Reino Unido).

Han logrado transformar el plástico no deseado en hidrógeno, que a su vez podría usarse para hacer funcionar automóviles.

Moritz Kuehnel, del departamento de química de la citada Universidad, manifestó a la cadena BBC cómo se agrega material absorbente de luz al plástico, antes de que se coloque en una solución alcalina, para luego exponerlo a la luz solar, que crea hidrógeno.

El experto comentó que este proceso podría ser más barato que reciclar, porque se puede usar cualquier tipo de plástico y no necesita limpiarse primero.

«Cada año se usa mucho plástico, miles de millones de toneladas, y solo una parte se recicla. Estamos tratando de encontrar un uso para lo que no se recicla», insistió.

La mayoría de las botellas de plástico están hechas de PET (tereftalato de polietileno) que puede reciclarse, pero a menudo terminan siendo quemadas o arrojadas al vertedero.

«Incluso aunque lo recicláramos para su posterior empleo en otros productos, tendría que tratarse de un plástico muy puro; por lo tanto, solo PET, nada más mezclado con él, y debe estar limpio, sin grasa, sin aceite». Sin emabrgo, «potencialmente necesitas lavarlo, que es un proceso muy caro, y el plástico que obtienes no siempre es tan bonito como el material virgen», subrayó Kuehnel.

«La belleza de nuestro proceso -financiado por el Consejo de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas y una compañía petroquímica de Austria-, en cambio, es que no es muy exigente. Puede degradar todo tipo de desechos. Incluso si hay comida o un poco de grasa de una tina de margarina, no detiene la reacción, la mejora», comenta el experto.