De izquierda a derecha, Fernando Rodríguez Lafuente, Guillermina Yanguas, Bieito Rubido, Isabel García Tejerina, Carlos Negreira, Javier Rubio, José Manuel López
De izquierda a derecha, Fernando Rodríguez Lafuente, Guillermina Yanguas, Bieito Rubido, Isabel García Tejerina, Carlos Negreira, Javier Rubio, José Manuel López - ERNESTO AGUDO
I ENCUENTRO ABC DE MOVILIDAD SOSTENIBLE

Un futuro con sentido único

Vehículos eficientes y combustibles alternativos, infraestructuras inteligentes y ciudades que permitan andar y usar la bicicleta, ese es el camino

Actualizado:

El último informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) insta a los gobiernos a una reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero en 2050 como única forma de entrar en la senda que nos conduzca a emisiones casi cero a final de siglo. Esto requiere de una transformación a gran escala en los sistemas energéticos, y el transporte -que representa el 27% del consumo final de energía-, y las ciudades -donde Naciones Unidas calcula que vivirá el 70% de la población mundial en 2050-, no escaparán por tanto a esos cambios. El informe de los científicos reclama vehículos menos contaminantes, combustibles bajos en carbono, infraestructuras inteligentes y ciudades que permitan andar y usar la bicicleta. De todo ello se debatió en el primer «Encuentro ABC de Movilidad Sostenible».

Y ese futuro, del que hoy se tiene que empezar a poner los cimientos, no pasa por apostar por una sola tecnología, sino porque los vehículos más eficientes y los mejores combustiblesalternativos «aporten cada uno su trozo al pastel», explica Diego Martínez, responsable de Marca BMWi. «Sería una locura pensar que se va a sustituir todo el parque de vehículos por eléctricos, la clave está en coches distintos en función de las necesidades», y apuesta por el eléctrico como gran aliado en las ciudades por reducir la contaminación y también los niveles de ruido. Una idea en la que abunda Pedro Malla, director general de ALD Automotive, compañía dedicada al renting de vehículos, quien ve que «en los próximos años distintas tecnologías van a competir según el uso que se le vaya a dar al coche, y como las necesidades varían y uno no puede tener 3 o 4 coches, ahí es donde el renting puede aportar soluciones».

Comparte premisa Marcos Pallás, jefe de marketing de gas licuado de Cepsa, para quien «los combustibles alternativos están llamados a formar parte de la vida diaria, también en las grandes ciudades». En este sentido aboga por romper la dicotomía que asocia eléctricos con vehículo particular y ciudad, y el autogás para flotas y carretera. «En este momento -explica- un vehículo particular puede hacer un viaje con autogás de punta a punta de España, donde 500 de las 10.000 gasolineras existentes ya cuentan con surtidores de este combustible, una cifra muy por encima de la demanda actual de 30.000 vehículos con autogás. Solo necesitamos que en nuestro país la demanda despunte». Según sus datos, el autogás es considerado el combustible alternativo más usado en el mundo, con 23 millones de vehículos, de los que más de 13 millones están en Europa.

En el lado opuesto, la asignatura pendiente para la expansión del coche eléctrico es precisamente el punto de suministro, en este caso, de recarga. Víctor Audera, director general de Industria y Pymes del Ministerio de Industria, reconoce que hasta que no esté garantizada la recarga nocturna el coche eléctrico no podrá despuntar. En este sentido, se mostró esperanzado en que el Real Decreto en el que trabaja su departamento para establecer la carga en las comunidades de vecinos solucione el problema. Para Diego Martínez, de BMW, en la actualidad la red eléctrica tiene capacidad para enchufar 5 millones de vehículos eléctricos, pero falta la red en los hogares, que permita la carga nocturna, que es cómoda y da una autonomía de 130 a 160 kilómetros. «Y no es caro -matiza Martínez-, un punto de recarga en una vivienda comunitaria cuesta entre 1.500 y 2.000 euros, que en términos de ahorro de combustible se amortiza en un año».

Puntos de recarga eléctrica

En este sentido, Audera explicó que su departamento estudia cómo introducir ayudas a la recarga en casa dentro del Plan Movele, y tiene muy avanzada la normativa para que grandes centros comerciales, hospitales y hoteles sirvan de gestores de carga rápida de los vehículos eléctricos. Asimismo, anunció una estrategia de vehículos de combustibles alternativos (eléctricos, gas en sus distintas formas, biodiésel e hidrógeno) que el Gobierno espera presentar en los próximos meses. Mientras este impulso llega -tanto fabricantes de automóviles como de combustibles reclamaron a la Administración ayudas para que los consumidores puedan adquirir este tipo de vehículos- desde las compañías de renting se apuesta por los vehículos de combustión tradicionales pero que cada vez son más eficientes, por lo que según Pedro Malla, de ALD Automotive, el renting está ayudando a renovar nuestro parque de vehículos, pues las matriculaciones del sector suponen el 16% del total.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, quien clausuró este primer Encuentro ABC de Movilidad Sostenible, recogió el guante y anunció dos nuevos planes de impulso al medio ambiente, el PIMA Aire 4, dotado con 10 millones de euros, y el PIMA Transporte, con un presupuesto de casi cinco millones de euros. El primero servirá para financiar la adquisición de 7.500 vehículos comerciales, y el segundo va a permitir renovar una flota de cerca de 2.000 camiones y autobuses. La ministra recordó que con las tres primeras ediciones del Plan PIMA Aire se ha logrado una reducción media, por vehículo reemplazado, del 94% de emisiones de partículas y del 15% en emisiones de CO2, además del consiguiente ahorro de combustible derivado del uso de vehículos más eficientes.

Los vehículos cambian y tratan de ser más eficientes y sostenibles, ¿pero qué ocurre con nuestras infraestructuras? ¿Y con las vías urbanas? ¿Estamos comprometidos con la sostenibilidad? El secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Niño, se refirió a las ventajas de los desarrollos innovadores y explicó que los Sistemas de Transporte Inteligente están aportando una información muy importante sobre el estado de las carreteras, información en tiempo real de la Dirección General de Tráfico, etc, al tiempo que señaló que en las ciudades la clave está en «la complementariedad de los modos de transporte» facilitando información sobre las interconexiones entre unos modos y otros y fomentándolo a través de tarifas conjuntas o reducidas.

Las palabras clave son eficiencia e innovación, pero también en qué medida los ciudadanos estamos dispuestos a pagar, porque muchas de las tecnologías que nos pueden solucionar un problema, o cuestan dinero o afectan a nuestra libertad y a nuestro modo de vida. Jesús María Daza, director general de Building Technologies de Siemens, explica que «la tecnología existe y cada vez es más barata», pero el debate está en «qué nivel de intervencionismo estamos dispuestos a aceptar», porque muchos elementos dinamizadores de las ciudades como son la peatonalización, el establecimiento de zonas de bajas emisiones vigiladas por cámaras o peajes satelitales, por ejemplo, son muy contestadas por la sociedad.

Uso de polvo de neumáticos

En cuanto a la sostenibilidad de las infraestructuras en sí mismas, José María Bermejo, director de Desarrollo de Mercados de Valorización de Signus, destacó que España es el primer país europeo en utilización de polvo de neumático en la construcción de carreteras, lo que permite que a los neumáticos fuera de uso se les de otra vida. Asimismo, desde Signus están desarrollando también barreras de protección de hormigón con partículas de caucho, que absorben una mayor energía en caso de impacto.

En muchos casos la sostenibilidad es un valor añadido y demandado, convirtiéndose en un elemento diferenciador entre las compañías de servicios. José Ángel Preciados, director general de Confortel Hoteles, afirma que «cada vez más se demandan hoteles sostenibles, y esto hay que utilizarlo como una oportunidad en un sector tan competitivo como es el del turismo. Nuestros visitantes proceden de países en los que los estándares de sostenibilidad pueden estar más avanzados, y no entienden tus limitaciones, por tanto, la demanda te obliga, el cliente te compra, te anula o te saca del mercado».