La DGT recuerda por qué evitar el «síndrome del carril izquierdo»: retenciones, alcances y multas de 200 euros

Circular por la izquierda si el carril derecho está desocupado está considerado una infracción grave, por lo que puede suponer un motivo de sanción

MADRIDActualizado:

Estamos en unas fechas clave para la circulación, con multitud de vehículos que emprenden viajes de media o larga distancia coincidiendo con las operaciones salida y retorno de vacaciones. En estas circunstancias no es extraño encontrarse con un atasco, y con otra situación que puede provocarlos: ver multitud de coches circulando en autopista o autovía por los carriles central o de la izquierda dejando el de la derecha libre.

Según los datos que baraja la DGT, el porcentaje de utilización del carril derecho llega a ser del 60% en las vías rápidas de doble carril. El llamado «Síndrome del carril izquierdo» es una práctica habitual cuyo mal uso provoca más retenciones, frenazos y alcances, por tanto el carril izquierdo es sólo para adelantar, para circular siempre el derecho.

El Reglamento General de Circulación es muy claro en estas circunstancias: cuando circulamos por calzadas con varios carriles por sentido, hay que ir por el de la derecha todo lo posible. El resto de carriles a su izquierda son para adelantar, tomar una salida a ese lado o, en caso de gran densidad de tráfico, si no hay otra forma de circular más que repartiéndose a lo ancho de la calzada.

Según recuerda al Dirección General de Tráfico (DGT), es obligatorio circular por el carril de la derecha siempre que esté libre si no se quiere adelantar. De forma rigurosa, se puede sancionar al quien circule por los carriles izquierdos y central estando libre el derecho, sobre todo si se entorpece la marcha de otros vehículos. Además, no se puede adelantar por la derecha.

Por el carril más a la derecha no se permite sobrepasar a coches que circulen más lentos a nuestra izquierda. Hacerlo se considera infracción grave según el artículo 82, capítulo VII, del Reglamento General de Circulación.

Así, para adelantar a un coche más lento que circula por el carril central hay que cambiar al carril contiguo izquierdo. Después terminaremos la maniobra volviendo al carril de la derecha. Además, hay que recordar que no se puede circular permanentemente en el carril izquierdo para adelantar de continuo.

Además, según Multayuda, no circular por el carril derecho está considerado una infracción grave. Como sólo se contempla utilizar el izquierdo para adelantar, estas conductas están penadas con multas de 200 euros. Pero atención, porque quien adelante por el carril derecho, también se expone a multas de 200 €. Así queda tipificado en el artículo 83 del Reglamento General de Circulación.

Así pues, si queremos adelantar a otro vehículo mientras circulamos por el carril derecho, deberemos cambiarnos al izquierdo, adelantar, y volver al carril derecho.