Los motivos por los que los españoles no quieren cambiar su diésel

Casi el 50% de los españoles tiene un coche de gasóleo y a la otra mitad le gustaría tener un coche eléctrico

MADRIDActualizado:

Las tendencias han cambiado, y si bien hace algunos años los coches diésel dominaban el mercado, en los últimos años las ventas hacen que los de gasolina se sitúen ya en primera posición. Aún así, casi la mitad de los españoles poseen un vehículo de gasóleo, y parece que no están dispuestos a cambiarlo. Aunque el otro 50% asegura que le gustaría disponer de un coche eléctrico para sus desplazamientos habituales.

Son dos de las conclusiones del estudio realizado por Clicars.com, en el que además se refleja que la inseguridad del mercado en torno a los diésel hace que la venta de coches gasolina haya crecido un 113% desde comienzos 2018 hasta el cierre del año, y que casi uno de cada 10 españoles desconoce qué carburante contamina más, un 33% considera que la gasolina y el 54% el diésel.

La polémica en torno a la contaminación y los diferentes combustibles está servida. El diésel, sin duda, es el que se lleva la peor parte, ya que se ha visto afectado también por las restricciones por contaminación en las grandes ciudades. Según los datos del estudio elaborado, 4 de cada 10 españoles tienen coches gasolina, y solo desde comienzos a finales del 2018 la compañía ha crecido un 113% en cuanto a la venta de este tipo de vehículos. Sin embargo, la startup afirma que ha aumentado el número de clientes que motivados por las últimas polémicas, en un inicio compraron vehículos de gran tamaño con motor gasolina y que ahora, quieren cambiarlo por un modelo diésel debido al alto gasto en carburante.

Carlos Rivera, cofundador de Clicars explica que «si analizamos todos los factores, se podría decir que un coche diésel sigue siendo más rentable para los usuarios que realizan muchos kilómetros, sin embargo, los motores gasolina, son una buena elección para aquellos usuarios que se mueven por las grandes ciudades. Ambos motores están equiparados en precio, prestaciones y emisiones, por lo que habría que tener en cuenta la situación de cada usuario y la ciudad en la que reside, así como los impuestos que se les imponga en el futuro para tomar la mejor decisión. A largo plazo, los coches eléctricos e híbridos serán los más demandados, pero aún queda mucho tiempo para que estos vehículos se introduzcan completamente en la sociedad».

La realidad es que los coches eléctricos, híbridos y de gas están muy valorados por las prestaciones ecológicas que ofrecen. De hecho, los datos generales del estudio desvelan que más de la mitad de los españoles querría tener un coche eléctrico o híbrido (53%).

La duda acerca de qué combustible es más contaminante está a la orden del día. El estudio de Clicars revela que el 7% de los españoles desconoce qué carburante contamina más, un 33% considera que la gasolina y el 54%, el diésel.

«Hoy en día el mercado automovilístico está evolucionando hacia modelos más limpios y eficaces y, concretamente, la evolución de los motores de gasóleo ha conseguido que se reduzcan la cantidad de emisiones de partículas de carbono. Por lo que, hoy por hoy, la diferencia entre la contaminación que emite un diésel o un gasolina moderno es mínima», matiza Pablo Fernández, cofundador de Clicars.

Lo cierto es que los coches de gasolina emiten gases CO2, HC (hidrocarburos) y CO (Monóxido de Carbono) que, entre otros aspectos negativos, son culpables del llamado «efecto invernadero» que contribuye al cambio climático. Por su parte, los diésel emiten, además, óxido de nitrógeno (NOx) y partículas metálicas, propiciando las nubes tóxicas de las grandes ciudades. Por tanto, el balance de qué combustible sería más contaminante sería incierto.

El aumento de la oferta (diésel, gasolina, híbridos eléctricos o de gas y eléctricos), además de las restricciones a la circulación de los coches más contaminates hace que la intertidumbre crezca entre los posibles compradores. Así, la respuesta a la clásica pregunta «¿Qué coche me compro?» se ha complicado. «Si financiamos la compra, lo recomendable es que el mantenimiento anual junto con la cuota mensual se mantenga por debajo del 20% de nuestros ingresos. Al contado, se recomienda que el importe de la compra no supere un año de salario incluyendo estos gastos», cuenta Ignacio García, analista de Autocasión. «Si no queremos sorpresas lo recomendable es un renting, que agrupa los gastos».

Para resolver algunas dudas, analizamos cada una de las posibilidades existentes en el mercado, y los propios usuarios valoran qué tipo de combustible es más conveniente según sus hábitos de uso. [Pincha AQUÍ para seguir leyendo]