El retroceso en las ventas de los gasóil parece imparable
El retroceso en las ventas de los gasóil parece imparable - ABC

El «dieselgate», una sombra que todavía permanece

Las matriculaciones de los vehículos a gasolina, e incluso los hibridos o eléctricos, han despuntado desde la crisis reputacional del grupo Volkswagen hace algo más de dos años

MadridActualizado:

Todo estaba preparado para que Volkswagen tuviera una de sus grandes noches, pero, en palabras exactas de Michael Horn, presidente del grupo en Norteamérica, la «hemos cagado por completo». Unas palabras que aventuraron la crisis reputacional que se le venía encima a la empresa. El grupo admitía esa noche las acusaciones que la Agencia Ambiental de Estados Unidos (EPA) vertió días antes.

El 19 de septiembre de 2015 la EPA acusaba al grupo Volkswagen de falsear los niveles de emisiones contaminantes con un software ilegal en algunos modelos diésel de la compañía. Ahí nació el ya famoso « dieselgate», que tantos quebraderos de cabeza ha ocasionado hasta la fecha al productor automovilístico alemán.

Casi a finales de septiembre de 2015, Volkswagen ya se había desplomado más de un tercio en Bolsa, pero lo peor estaría por llegar. La entidad desveló que unos 11 millones de coches estaban afectados por el escándalo, el cual culminó en la dimisión del consejero delegado Martin Winterkorn. Ya con esta previsión y, a día de hoy, los diésel pieden terreno. Hace dos años, estas motorizaciones suponían casi dos tercios de los vehículos nuevos que se ponían en la calle, y, ahora, su cuota de mercado ya no llega ni al 50% del total.

En la actualidad, la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (ANIACAM) ha publicado los últimos resultados de las matriculaciones según el tipo de carburante en el acumulado del año y en comparación con el pasado 2016. Unos datos que confirman la trayectoria al alza de los vehículos a gasolina tras el «dieselgate» e incluso de las nuevas motorizaciones más «cuidadosas» con el medio ambiente.

Los datos de la ANIACAM confirman la trayectora al alza de los vehículos a gasolina tras el «dieselgate»

En lo que va de 2017, se han contabilizado 520.247 vehículos nuevos a gasolina frente a 412.136 que se vendieron en 2016. Y a gasóil, las ventas de 2016 fueron 548.539 (casi 30.000 más que las ventas de gasolina), mientras que este año ha descendido a 507.371 matriculaciones. Lo que equivale a cerca de 15.000 ventas menos que la motorización a gasolina.

Asimismo, los vehículos híbridos y eléctricos están creciendo en ventas. Este año se han matriculado 5.651 coches frente a 2.719 de 2016. Sus ventas se duplican en términos interanuales y ya suponen más de un 7% de la comercialización. Por este motivo, el retroceso en las ventas de los gasóil parece imparable frente al auge de los modelos híbridos o eléctricos que han pisado el acelerador.

Los modelos a gasolina, al alza

A pesar de las mejoras incorporadas en esos modelos tras el escándalo de las emisiones, los clientes han renovado su interés por los de gasolina. Las matriculaciones de turismos y todoterrenos propulsados por gasolina se situaron en 3,65 millones durante el primer semestre del año en Europa, lo que supone un 9,8% más respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

Es más, los automóviles impulsados por gasolina superaron por primera vez desde 2009 en unidades vendidas a los propulsados por diésel (3,49 millones de unidades, un 4,18% más), con 166.658 unidades más. De este modo, los vehículos gasolina coparon el 48,5% de las ventas totales de automóviles nuevos, un 45,8% más que en la primera mitad del ejercicio precedente, mientras los diésel obtuvieron una cuota de mercado del 46,3%, 3,9 puntos porcentuales menos que en la primera mitad de 2016.