Cómo multiplicar la autonomía de un coche eléctrico

Usar el aire acondicionado puede llegar a reducir su carga un 20 por ciento, según un estudio

MADRIDActualizado:

Los coches eléctricos logran superar ya, en muchas ocasiones, los 300 kilómetros de autonomía, por lo que poco a poco van logrando más adeptos y compradores. Pero la forma en que se conducen puede influir en gran medida en la autonomía real. Así, las diferencias de consumo entre usar, o no, un modo eficiente en un vehículo eléctrico pueden ser de entre un 5% y 10%, mientras que la diferencia es mayor en los modelos que permiten seleccionar diferentes niveles de recuperación de energía.

Las diferencias de consumo entre llevar activada, o no, la climatización oscilan entre un 5% y un 20%. Esto depende de la velocidad media y de la temperatura interior del coche (a mayor temperatura, menor autonomía), según el 'II Estudio de Eficiencia de Vehículos Eléctricos' de LeasePlan.

En ciudad, a diferencia de autovía, es donde más impacta el uso de la climatización en el consumo final del vehículo eléctrico. El efecto del consumo del climatizador en el consumo final del coche es menor cuanto más deprisa se circula, detalla el estudio.

El informe también destaca que la autonomía actual de un vehículo eléctrico es "suficiente" para el uso habitual de un elevado porcentaje de la población española.

El 'II Estudio de Eficiencia de VE' ha sido realizado por pilotos profesionales de la Escuela de Conducción de LeasePlan. Se han llevado a cabo una serie de pruebas de campo reales con las últimas generaciones disponibles de cinco modelos: Renault ZOE, BMWi3, Hyundai Ionic, Volkswagen e-Golf y Nissan Leaf. En total, se han realizado 54 recorridos, que se traducen en 2.250 kilómetros

El estudio concluye así que el coche eléctrico logra su mayor autonomía en circuitos interurbanos, alcanzado los 250 kilómetros, mientras que en vías urbanas y autovías recorre hasta 232 y 213 kilómetros, respectivamente.

La razón por la que la ruta más eficiente en términos de autonomía para los vehículos eléctricos es la interurbana es porque la velocidad no es elevada y, por tanto, la resistencia aerodinámica no tiene una gran influencia y se produce una mayor regeneración de energía, según se desprende del informe.