Cómo evitar complicados papeleos al comprar o vender un coche

El 60% de los españoles ha comprado alguna vez un coche de segunda mano

MADRIDActualizado:

Los trámites a la hora de cambiar la titularidad del vehículo si se ha realizado una operación de compra-venta entre particulares pueden resultar engorrosos, y en ocasiones caros.

Según la Dirección General de Tráfico, si has vendido o has comprado un vehículo ya matriculado, recuerda que debes efectuar el cambio de titularidad del vehículo en el Registro de la Dirección General de Tráfico.

Si se trata de una venta, recuerda que nunca debes de entregar el coche sin tener en tus manos el contrato original de compraventa (si es entre particulares) o factura (si lo entregas a un compraventa) y una fotocopia del documento de identidad en España del comprador (DNI/Tarjeta de Residencia, si son personas físicas, o CIF, si son empresas). Si la operación se realiza a través de una empresa de «compraventa» , deberá constar el CIF en la factura. Es importante indicar en el contrato la hora y minutos en que entregas el vehículo: recuerda que las multas de los radares fijos y por no haber pasado la ITV te seguirán llegando en tanto no se produzca en el Registro de Vehículos el cambio de titularidad.

Al vender tu coche deberás indicar al comprador que antes de 15 días te remita copia del permiso de circulación donde conste que el vehículo ya está a su nombre. Si no has recibido este documento en el plazo de 15 días, dirígete a la Jefatura de Tráfico para comunicar que has vendido el vehículo (trámite de notificación de venta).

Si has comprado un vehículo, debes inscribir éste a tu nombre en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Si lo has comprado en un «compraventa», es éste el que normalmente se encargará de efectuar la gestión, haciéndote entrega de la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo y del permiso de circulación ya a tu nombre.

Si has adquirido el vehículo a un particular, recuerda que debes quedarte con el contrato de compraventa o una fotocopia del mismo, una fotocopia del documento de identidad del vendedor, la solicitud de cambio de titularidad del vehículo firmada por comprador y vendedor, y la documentación del vehículo (Tarjeta ITV, permiso de circulación y recibo del impuesto municipal pagado correspondiente al año anterior al trámite), (trámite de transmisión del vehículo).

A continuación debes efectuar los siguientes pasos:

1.- Abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales (modelo 620 o modelo 621 según corresponda) ante Hacienda de tu Comunidad Autónoma, aportando toda la documentación anterior. Este trámite puedes efectuarlo por Internet si tu domicilio fiscal se encuentra en Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Illes Balears, Madrid, Murcia y la Comunidad Foral de Navarra. En este caso obtendrás un Código Electrónico de Transferencias (CET) que te servirá para acreditar que has cumplido tu obligación fiscal.

2.- Dirígete a cualquier Jefatura de Tráfico, previa petición de cita.

3.- Abonar las tasas y aportar toda la documentación necesaria para efectuar el trámite (nota informativa de la documentación).

La compraventa de coches de segunda mano es un negocio con cada vez más adeptos. Los vehículos de ocasión se convierten, año tras año, en una buena alternativa a los coches nuevos. De hecho, el 60% de los españoles ha comprado alguna vez un coche de segunda mano y el 66% dice que adquiriría uno en la actualidad. Son datos extraídos del I Estudio sobre hábitos de compraventa de vehículos de ocasión en España, realizado por Tramicar a partir de una muestra representativa de más de 1.000 españoles de distintas comunidades autónomas.

Pero como hemos visto, es un proceso que puede resultar engorroso si uno decide realizarlo por sus propios medios. Para facilitar todo este tipo de gestiones existen plataformas «online» a través de las cuales se puede efectuar el cambio de titularidad y abonar las tasas correspondientes de forma inmediata.

No obstante, si no se tiene el tiempo suficiente para realizar todos estos trámites, se puede recurrir a una gestoría. Este asesoramiento y gestión conlleva un gasto adicional (dependiendo de la gestoría, varía el precio), pero es mucho más cómodo y rápido ya que solo habría que trasladarse a la ubicación del establecimiento y sin necesidad de pedir cita previa.

Trámites online

Una de las posibilidades para realizar estas gesiones es acudir a servicios online como los que ofrece Tramicar. Para ello hay que acceder a la web www.tramicar.es desde cualquier dispositivo, ordenador o móvil, y facilitar los datos básicos del vehículo: marca, modelo, motor, combustible y potencia, para poder conocer el importe global que se deriva de las tasas y también el precio de la liquidación de impuestos. Esta información es completamente gratuita.

A partir de aquí, Tramicar verifica la viabilidad del cambio de titular del vehículo en tiempo real, identificando la identidad de los intervinientes de forma no presencial y aportando mayor seguridad al proceso. Tramicar pone a disposición de los interesados su plataforma, de manera que el contrato de compraventa del vehículo entre las partes se formaliza a través de un tercer actor de confianza y homologado, que da fe y muestra del hecho.

La solución, también integrada con la Dirección General de Tráfico, y con entidades bancarias de máximo prestigio asegura que todos los trámites realizados cuenten con la máxima transparencia para el usuario, que podrá consultar en cualquier momento en qué situación se encuentra su gestión.

Además de ofrecer el servicio íntegro de transferencia, Tramicartambién ofrece el servicio de consulta de antecedentes y cargas del vehículo de la DGT, que garantiza al comprador el estado del vehículo que va a adquirir; la notificación de venta, en el que el vendedor busca la garantía de que el cambio de titular conste ante tráfico o la DGT.