El MINI clásico regresa como coche eléctrico

El coche se encuentra en fase de desarrollo y se fabricará por primera vez en la planta de MINI en Oxford el próximo año

MADRIDActualizado:

El MINI original se considera un icono de los años 1960. El Mini original fue desarrollado en 1950 por la British Motor Company (BMC) en colaboración con el diseñador, Sir Alex Issigonis. En un principio fue concebido como una respuesta a la escasez de combustible, lo que generó la necesidad de coches más eficientes y adaptados a la conducción en ciudad. El primer Mini fue lanzado en 1959, y desde entonces su popularidad no ha dejado de crecer. Este nini clásico no tiene nada que ver con el MINI actual, fabricado por BMW, pero el coche podría «volver a la vida» reconvertido en un modelo eléctrico.

Asñi por lo menos ha sido presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York (30 de marzo – 8 de abril de 2018). El nuevo Mini Electric clásico combina el aspecto histórico del vehículo con una innovadora tecnología de propulsión para el futuro de la movilidad urbana adoptando la más moderna tecnología de cero emisiones.

El clásico Mini Electric es el resultado de un viaje imaginario a través del tiempo, donde la historia del modelo clásico se amplía con otro capítulo. El original de la segunda mitad del siglo XX se convierte así en un embajador de la conciencia medioambiental y en una forma de movilidad sostenible.

El vehículo de producción totalmente eléctrico se encuentra actualmente en la fase de desarrollo, que se basa en el MINI 3 puertas, y se fabricará por primera vez en la planta de MINI en Oxford el próximo año, aunque la marca todavçía no ha desvelado detalles como su autonomía o tiempo de recarga.

El clásico Mini Electric presentado en Nueva York seguirá siendo único. Una versión posterior y cuidadosamente renovada del clásico Mini Cooper sirve de base para este vehículo tan especial. El exterior en rojo se complementa con un techo en blanco de contraste y una franja característica en el capó, con el logotipo «MINI Electric» en amarillo en el emblema de la marca y las ruedas. Este clásico eléctrico sigue siendo fiel a la marca, tanto en términos de aspecto visual como de características de conducción. La potencia espontánea de su motor eléctrico proporciona una nueva dimensión a la inconfundible sensación de kart que impulsó al pequeño vehículo británico original hasta la popularidad mundial.