El Citroën 2 CV edición especial 007
El Citroën 2 CV edición especial 007 - citroën

Los «cameos» de Citroën en el cine

Algunos de los vehículos más míticos de Citroën han hecho aparición en películas como «Sor Citroën» o han sido «coche Bond» en «Sólo para sus ojos»

Actualizado:

Como Citroën es una de las marcas más famosas y longevas del sector automovilístico, su éxito también se ha visto reflejado en el cine. A pesar de ser dos sectores muy distintos, la colaboración de Citroën con la gran pantalla ha sido constante desde la segunda mitad del Siglo XX. Desde apariciones en películas de 007 hasta la española «Sor Citroën», estos son algunos de los «cameos» de Citroën en el cine.

El histórico Citroën 2 CV es el coche con más presencia en la gran pantalla de la marca francesa y su primera aparición se remonta al decimoctavo libro de «Las aventuras de Tintín: El asunto del Tornasol» en 1954. El cómic dibujado por Hergé, uno de los más grandes de la historia gracias al retrato de la realidad política de la época, fue la carta de presentación del Citroën 2 CV en el mundo audiovisual, además en la década de los 80 el dibujante belga haría una campaña publicitaria para Citroën.

Otra de las grandes apariciones del 2CV fue en la película española «Sor Citroën» dirigida por Pedro Lagaza en 1967. En la cinta la hermana Tomasa, interpretada por Gracita Morales, se hace con un Citroën 2CV para poder transportar al resto de monjas, motivo por el que se gana el sobrenombre asociado al vehículo. Más allá de esto, la presencia del 2 CV como eje articulador de la película y la presencia de la marca en el título demuestra la importancia que tuvo este modelo para la historia del automóvil, siendo uno de los referentes durante décadas.

En 1981 el Citröen 2 CV haría el «cameo» más deseado por un coche. En «Sólo para sus ojos» el utilitario por excelencia de la firma francesa se convertiría por fin en coche Bond... James Bond. El agente británico, interpretado por Roger Moore, se valdría de un Citroën 2 CV amarillo para escapar de sus perseguidores. Citroën lanzó una versión especial del 2 CV que incluía el logotipo de 007 y pegatinas simulando balazos en la carrocería.

El Citroën XM, que fuera galardonado como mejor cohe del año en Europa en 1990, tuvo su particular momento de gloria en pantalla en 1988. Acompañando a Robert de Niro o Jean Reno por las calles de Niza, el Citroën XM fue uno de los coches que aparecieron en 1988 en la película «Ronin» de John Frankenheimer. El Citroën XM vendió más de 300.000 unidades y como curiosidad señalar que las persecuciones en la película se grabaron en tiempo real y sin postproducción.

Para terminar con los «cameos» de los clásicos de Citroën, en 1991 el Citroën BX será el coche elegido por el actor Jean Reno en «L'opération corned-beef». En esta película, una especie de simbiosis entre la parodia y la acción al más puro estilo Hollywood, el Citroën no saldrá muy bien parado, ya que a pesar de aparecer durante casi todo el largometraje acabará ardiendo tras sufrir todo tipo de inclemencias.