Las mejores escenas improvisadas de la historia del cine

«El resplandor», «Taxi driver» y «El silencio de los corderos» son algunas de las películas que cuentan con improvisaciones de sus actores

Actualizado:

«El resplandor», «Taxi driver» y «El silencio de los corderos» son algunas de las películas que cuentan con improvisaciones de sus actores

123456789101112
  1. Actores geniales, improvisaciones excelentes

    Detrás de toda buena película hay casi siempre un buen director y un gran guionista, sin embargo en muchas ocasiones son los propios actores los que consiguen crear algunos de los momentos más icónicos del filme de forma espontánea, gracias a una genial improvisación.

    Es casi imposible que una película llegue a la gran pantalla sin sufrir modificaciones por el camino. Y muchas de esas veces los cambios vienen de forma espontánea mientras se rueda la película. Cambios de plano, frases improvisadas o escenas totalmente reestructuradas son algunos de los efectos de la improvisación de los actores o los directores.

    Del monólogo deRobert De Niro en «Taxi Driver» al «Here's Johnny!» de Jack Nicholson en «El resplandor». De la mano de ScreenRant repasamos las 11 mejores escenas improvisadas del cine.

  2. «El resplandor» (1980)

    La cinta de Stanley Kubrick es un clásico del cine de terror. Una de las escenas más conocidas es en la que Jack Nicholson persigue a su familia por la casa y su mujer se encierra en el baño. El actor comienza a destrozar la puerta con un hacha y dice, «Heeeeeeere's Johnny!», una frase totalmente improvisada por Nicholson. De hecho la frase se había hecho famosa por Johnny Carson, quién lo repetía a menudo en «The Tonight Show».

  3. «El silencio de los corderos» (1991)

    Los gustos de Hannibal Lecter eran de lo más específicos en el guión, sin embargo, en la secuencia en la que Anthony Hopkins habla sobre su gusto por las «fava beans, and a nice chianti» el actor decidió hacer un sonido de lo más descriptivo al final de la frase. El actor había comenzado a hacer el asqueroso soniquete para asustar a su compañera Jodie Foster, pero el director decidió que era demasiado bueno y había que incluirlo en la película.

  4. «El caballero oscuro» (2008)

    Cuando el Joker de Heath Ledger es arrestado por la policía en «El Caballero Oscuro», es testigo del ascenso de rango de Jim Gordon. Sus compañeros empezaron a aplaudir a su colega y Ledger, a forma de burla, hizo lo mismo sin expresión alguna en su cara, un escalofriante momento que el actor improvisó por completo.

  5. «Taxi driver» (1976)

    Robert De Niro será recordado eternamente por su participación en «Taxi Driver», especialmente por el monólogo de Blike delante del espejo. El actor únicamente debía hablar consigo mismo en el espejo, pero nadie especificó cual debía ser su actitud o las frases que debía decir, por lo que la escena fue totalmente improvisada por De Niro.

  6. «Tiburón» (1975)

    Una de las líneas más conocidas de la película de Steven Spielberg es la improvisada por Roy Scheider cuando después de ver al tiburón entra en la cabina del barco y le dice al capitán «vas a necesitar un barco más grande». El actor sólo debía actuar como si se hubiese quedado en shock después de ver al animal.

  7. «La Guerra de las Galaxias. Episodio V: el imperio contraataca» (1980)

    Cuando los héroes de «Star Wars» sufren una emboscada en el final de «El Imperio Contraataca», Han Solo es capturado por sus enemigos. En ese momento Han Solo y Leia debían despedirse con la frase «te quiero», pero el director, Irvin Kershner, no estaba del todo convencido con ese final y le dijo a Harrison Ford que contestase lo que realmente habría dicho. El actor termina mirando a la princesa y respondiendo: «Lo sé».

  8. «Aliens: el regreso» (1986)

    La cinta de James Cameron redefinió el género de ciencia ficción con su toque futurista. Después del primer ataque, la nave de los marines se estrella contra el suelo y, según el guión, Hudson ( Bill Paxton) debía entrar en pánico. Sin embargo el actor decidió añadir algo de su propia cosecha y hacer un guiño al mundo de los videojuegos con una de las frases más emblemáticas de la cinta: «Game Over, man».

  9. «En busca del arca perdida» (1981)

    La famosa lucha de Indiana Jones y el espadachín en «En busca del arca perdida» es una de las escenas más famosas debido a la absurda muerte del adversario del antropólogo. Sin embargo, lo que mucha gente no sabe es que la secuencia fue totalmente improvisada. De hecho fue sugerida por el propio Harrison Ford, quién padecía en aquel momento disentería y no podía luchar, y decidió que disparar a su enemigo resultaría mucho más sencillo.

  10. «Sospechosos habituales» (1995)

    La escena más icónica de la película de Bryan Singer, «Sospechosos habituales», es en la que los protagonistas deben pasar por un reconocimiento policial. Christopher McQuarrie, el guionista, únicamente escribió una frase para cada personaje, dejando a los actores que improvisasen el resto de la escena. El resultado fue sin duda excepcional. De hecho el propio McQuarrie , que interpretaba a uno de los policías, decidió improvisar interrogando a Benicio del Toro: «In english please».

  11. «Dos tontos muy tontos» (1994)

    Jim Carrey y Jeff Daniels crearon más de un momento épico en la película «Dos tontos muy tontos», sin embargo una de las escenas que fue totalmente improvisada es en la que Mental descubre como se entretiene la pareja en sus viajes. Carrey y Daniels planearon toda la escena sin explicar nada para que así la reacción del actor ante sus estupideces fuese genuina.

  12. «Django desencadenado» (2012)

    Leonardo DiCaprio tambien interpretó recientemente una de las escenas improvisadas más comentadas en los últimos años. Fue en «Django desencadenado» (2012), dirigida por Quentin Tarantino y basada en la lucha de clases, la violencia y el poder. El actor se hirió una mano durante una de las escenas en la que da un golpe en la mesa y se corta con un cristal. DiCaprio continuó interpretando a su personaje y el resultado fue perfecto. No obstante, le dieron tres puntos en la mano para currar la herida.