Un subgrupo de «antidisturbios» ante la acampada de Cibele
Un subgrupo de «antidisturbios» ante la acampada de Cibele - JOSÉ RAMÓN LADRA

Carmena cede y desaloja las acampadas de neonazis y antisistemas radicales de Cibeles

El operativo se ha llevado a cabo a las cuatro de la madrugada y por orden expresa de la alcaldesa de Madrid

Actualizado:

Los grupos antisistema y neonazis asentados a las puertas del Ayuntamiento de Madrid han sido desalojados esta mañana por la Policía Municipal, sin que se hayan producido incidentes.

El operativo se ha llevado a cabo a las cuatro de la madrugada y por orden expresa de Manuela Carmena. La alcaldesa cedía así, tras la petición por carta realizada ayer mismo por la delegada del Gobierno, Comcepción Dancausa. Y eso que el concejal de Seguridad, Javier Barbero, quería que el Cuerpo Nacional de Policía solo retirara a los ultraderechistas, asentados allí desde el lunes, y no a los radicales de izquierdas.

En el desalojo han trabajado patrullas de la Unidad del Distrito de Centro y refuerzos y de otras, pero no las UCS, que son los «antidisturbios» de la Policía Municipal. Los acampados, de hecho, se encontraban dentro del perímetro de seguridad y vigilancia del Consistorio, en Cibeles.

El primer grupo en asentarse en la zona, hace 78 días, protestaba contra la Ley de Seguridad Ciudadana y se autodenominaba 'Acampada mordaza'. La otra la iniciaron el pasado lunes integrantes de un grupo de ideología nazi recientemente desalojados del edificio de Fórum Filatélico y es el grupo que el Ayuntamiento había pedido desalojar.

Manifestación neonazi

Melisa, una de las integrantes del grupo de ideología nazi que llevaba acampado ante el Palacio de Cibeles, ha criticado que desde el Ayuntamiento de Madrid se instara a la Delegación del Gobierno a que procediera únicamente al desalojo de su grupo para permitir la continuidad de la «acampada mordaza» en la vía pública.

Mañana se ha convocado, a las 18.30 horas, una manifestación entre la calle de Ríos Rosas y la plaza de las Palomas, en el distrito de Tetuán «para reivindicar ayudas sociales para los españoles».