Guillermo Zapata, en una imagen de archivo - ernesto agudo

Indignación general contra el concejal madrileño de los tuits antisemitas

PP y PSOE exigen la renuncia de Guillermo Zapata, al igual que distintos colectivos sociales, como las víctimas del terrorismo o el Movimiento contra la Intolerancia

abc
Actualizado:

La polémica por los controvertidos tuits antisemitas del nuevo concejal de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Guillermo Zapata, alcanza proporciones cada vez más comprometedoras para la nueva alcaldesa, Manuela Carmena. El asunto arde en las redes sociales y no dejan de producirse los llamamientos de otras fuerzas políticas para que Guillermo Zapata sea apartado pese a sus reiteradas disculpas.

Zapata tuiteó en 2011 diferentes bromas macabras sobre los judíos víctimas del Holocausto y sobre Irene Villa, la muchacha a la que ETA mutiló en un brutal atentado terrorista cuando tenía solo doce años, una acción en la que también resultó gravemente herida su madre.

Si primero fue la líder del Partido Popular en el Ayuntamiento, Esperanza Aguirre, la que exigió la renuncia de Zapata, hoy el grupo socialista ha elevado idéntica petición, tan solo un día después de haber favorecido con sus votos que la lista de Ahora Madrid, que encabeza Manuela Carmena y en la que se inscribe el polémico Zapata, alcanzara el poder en el Consistorio pese a no haber sido la más votada.

Quejas de las víctimas de ETA

El escándalo por los comentarios del nuevo concejal ha llegado hasta la prensa internacional y el New York Times ha dedicado una información al respecto de que quien hasta ayer era un cineasta alternativo casi anónimo. Pero donde la polémica arrecia con más fuerza es allí donde Zapata hizo sus comentarios en 2011, en Twitter, donde bajo la etiqueta #ZapataDimisión, se suceden las críticas de internautas indignados y de políticos de distinto signo.

No solo son actores políticos los que reclaman que se aparte de la política a quien, dicen, se burla del sufrimiento de víctimas inocentes. La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, María del Mar Blanco, ha asegurado que las palabras de Zapata: «Los mensajes son de tal gravedad, que ya no vale sólo con el perdón y la rectificación». También el Movimiento contra la Intolerancia ha reclamado una reprobación del edil.

Muy lejos de estas reacciones, el fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, ha salido en defensa del concejal Zapata, de quien ha asegurado que «es todo menos un antisemita y un racista o alguien que se mofe del dolor de las víctimas», en relación a los polémicos mensajes que el edil escribió en Twitter donde reproducía un chiste sobre las víctimas del Holocausto.

Monedero ha cerrado filas con su acólito y contraatacado a quienes le exigen responsabilidades: «Cuando cortan el contexto están mintiendo y es lo que está haciendo quienes quieren acusar a Guillermo Zapata de lo que sé a ciencia cierta que no es». Monedero cree que quienes están alimentando la controversia son «los mismos que no han sido capaces de condenar los crímenes del franquismo».