Consejos para sobrevivir bajo un alud

Consejos para sobrevivir bajo un alud

La Comunidad de Madrid ha activado el nivel 2 por riesgo de aludes por encima de los 1.200 metros en la Sierra de Madrid

Actualizado:

La Agencia Española de Meteorología ha trasladado a la Comunidad de Madrid el aviso de riesgo limitado de aludes del nivel 2 por encima de los 1.200 metros de altitud para este viernes y durante todo el fin de semana en la sierra de Guadarrama, según han informado a Europa Press fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid. En la escala europea de riesgo de aludes, que tiene cinco niveles, el actual es el 2 que, según Emergencias 112, es «limitado».

Pese a ello, se recomienda que los excursionistas que planeen subir a la sierra durante el fin de semana tomen medidas de precaución, porque sobre todo a partir de los 1.200 metros de altitud pueden encontrar complicaciones. En este sentido, la Comunidad de Madrid recomienda no practicar excursionismo en zonas recién nevadas hasta que se asiente la nieve, así como aumentar la separación entre excursionistas si se camina en grupo para evitar una sobrecarga del manto nivoso.

Además, preferentemente, se aconseja caminar por laderas lisas, con una inclinación entre 30 y 60 grados, sin grandes rocas ni árboles. Se deben evitar también las laderas soleadas y las situadas en la dirección contraria a la que sopla el viento.

En caso de verse sorprendidos por un alud, Emergencias 112 Comunidad de Madrid recomienda correr en dirección perpendicular a la caida del mismo, deshacerse del macuto y hacer movimientos natatorios –"nadar" sobre la nieve– para intentar mantenerse en la superficie.

En última instancia, en cado de quedar atrapado bajo un alud, Emergencias recomienda adoptar «la posición de bola» cuando se note que el alud ha parado, intentar hacer hueco delante de la cara para poder respirar y, una vez sepultado, escupir para saber donde está la superficie y poder escarbar buscándola.

A estas recomendaciones se suman las habituales, como llevar ropa de abrigo, agua o líquidos para mantenerse hidratado, comida, así como un teléfono móvil cargado con suficiente batería para poder dar aviso en caso de emergencia.