Media docena de mafias chinas cobran deudas millonarias de timbas ilegales
Laozong, el capo chino detenido el pasado martes en Getafe - angel navarrete
sucesos

Media docena de mafias chinas cobran deudas millonarias de timbas ilegales

Media docena de mafias asiáticas se dedican al cobro por la extorsión de deudas millonarias procedentes de timbas ilegales

Actualizado:

Hace tres años, la opinión pública supo de la «Banda del Féretro». Era uno de los clanes del lumpen chino más temidos en Madrid, una empresa del crimen en la que se mezclaban todos los ingredientes de una trama gangsteril: casinos ilegales, mutilaciones, extorsión, secuestro y mucho, muchísimo dinero manchado de sangre. La mayoría, procedente de deudas por juego.

Hace apenas unos meses, «El Féretro» llegaba acompañado de un esbirro y en coche a Cobo Calleja, el polígono de Fuenlabrada conocido como el «China Town madrileño». Un grupo de cuatro o cinco compatriotas le tendió una celada que dejó manco al conocido usurero chino. Le cortaron una mano de un solo tajo, con una catana. Debía dinero y le dieron una gran dosis de su propia medicina.

Esta semana hemos conocido la existencia de la llamada «Banda del Sol», capitaneada por el brazo de hierro de Wenping Li, apodado «Laozong», aunque como muchos ciudadanos orientales en nuestro país se ha rebautizado con un nombre español: Ángel. Aunque de ángel tiene poco, si nos atenemos a su historial criminal. Está acusado de liderar una mafia a la que por ahora se acusa se grupo criminal, amenazas, extorsión y secuestro, entre otros delitos. Se investiga su participación en homicidios.

Fuentes policiales explicaron a ABC que la «Banda del Sol» sólo es una de las cinco o seis que operan de similar manera en nuestra región. «La mayor parte de su actividad se desprende del juego y de las numerosas partidas clandestinas que se organizan», explica un experto. Efectivamente, «Laozong» obtenía enormes réditos de estas timbas. Por un lado, hacía de usurero para quienes las organizan, llevándose sólo en intereses diarios de esos préstamos 500 euros al día. También se dedicaba a cobrar, mediante la extorsión, amenazas y palizas, deudas a compatriotas.

Una timba entre masajes

En una de las tres viviendas registradas por los Servicios Centrales de Información de la Guardia Civil el pasado martes, se descubrió una puerta secreta. Estaba tras una enorme estantería de lo que se supone que funcionaba como una casa de masajes de Usera; en realidad, escondía una sala utilizada como timba de póquer y «mahjong», que es una especie de dominó chino. Las fichas aún estaban desperdigadas sobre el tapete verde.

«Se organizan partidas en restaurantes (cuando cierran por la noche), en naves de Cobo Calleja, en hoteles, hasta en viviendas. El que las organiza pone el dinero, para evitar así que los jugadores no le paguen. Cantidades que previamente ha podido prestarle algún usurero mafioso», añaden nuestras fuentes.

No se juegan un puñado de euros. Las cifras pueden ser de 50.000, 80.000, 120.000 euros... «Pero hay casos constatados en los que un jugador ha perdido en una sola noche hasta 1,2 millones de euros. El que monta la timba se garantiza el pago y, además, se lleva unos 50 euros por cada mano, por cada apuesta. Así, puede sacarse sólo en eso hasta 5.000 euros en una noche». Y quien no paga se enfrenta a palizas o perder una parte del cuerpo.