PSOE e IU revientan un megaproyecto que crearía 15.000 empleos en Leganés
El macroporyecto está diseñado para una inversión de 350 millones de euros y atraería a 400 empresas - abc
Política

PSOE e IU revientan un megaproyecto que crearía 15.000 empleos en Leganés

«Legatec», tecnología y ciencia, es el segundo plan más importante después de Eurovegas

Actualizado:

Por un «ahora sí, ahora no», el megaproyecto tecnológico «Legatec», de Leganés, el segundo más importante para el sur madrileño tras Eurovegas, está bloqueado. PSOE e IU –a los que luego se unió Unión por Leganés (ULEG)–, dieron su apoyo incondicional a este desarrollo industrial y científico hace dos años. Ahora le niegan el pan y la sal. Se resisten a que siga creciendo. La condiciónes que el Ayuntamiento, del PP, readmita a 38 interinos cesados a finales de 2012.

«Legatec» fue la «bandera electoral» de los tres grupos ahora en la oposición y, también, del PP, que gobierna sin mayoría absoluta, durante la campaña electoral de 2011.

En su conjunto, el macroproyecto está diseñado para una inversión de 350 millones de euros. Generaría hasta 15.000 puestos de trabajo y la implantación de 400 empresas. En Leganés, hoy, hay cerca de 20.000 parados. El bloqueo tiene que ver con un trámite burocrático que la oposición municipal había votado favorablemente en anteriores ocasiones: ratificar el Plan de Sectorialización.

Este Parque Científico y Tecnológico consta de tres fases. La primera está en marcha y bastante avanzada. El «freno» de PSOE, IU y ULEG es para la segunda fase que, ella solita, crearía 1.000 empleos y una inversión conjunta de 55 millones de euros. Y existe otro peligro: como no se complete el desarrollo de la segunda fase, los propietarios del suelo de la primera, en lugar de cobrar las parcelas resultantes de la segunda fase, tendrían que cobrar en metálico el valor de dichos terrenos, lo cual generaría una deuda de 400 millones de euros a pagar entre la Comunidad de Madrid (60%) y el Ayuntamiento de Leganés (40%), que son promotores de «Legatec» junto con la Universidad Carlos III.

El alcalde de Leganés, Jesús Gómez, ha calificado de «disparate político» el bloqueo al parque porque tiene, según su opinión, «el único objetivo de tumbar al gobierno municipal».

En ámbitos del Consistorio se asegura que los tres grupos de la oposición «han dejado en la estacada» al parque. No se entiende, dicen, que los tres –PSOE, IU y ULEG–, decidan ahora poner obstáculos a un proyecto «al que dieron su apoyo y del que alardeaban en sus programas y campaña electoral». De hecho, los tres grupos y el PP votaron a favor de «Legatec» en el pleno municipal del 17 de mayo de 2012, dando luz inicial al Plan de Sectorización para el desarrollo del parque.

El respaldo al megaproyecto se repite seis meses después, el 29 de noviembre de 2012. El PSOE, aquí, prefirió abstenerse. Lo cierto es que el PP tiene 12 votos en el Ayuntamiento y necesita 14 para desbloquear el Parque Científico y Tecnológico.

Grandes compañías

«Legatec» es uno de los parques impulsados por la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Leganés y la Universidad Carlos III(pública), que nació como un foco de innovación y emprendimiento a base de acoger a grandes compañías pero, también, a jóvenes empresas innovadoras. Algunas compañías como Casbega (embotelladora de Coca-Cola), Zardoya Otis, Renault Trucks o El Pozo, se han instalado en sus terrenos y estudian construir sus instalaciones tecnológicas.

Lo más chocante es que los tres grupos políticos de la oposición aplaudieran la llegada de «Legatec» y, ahora, renieguen del proyecto. «Tal era la confianza de PSOE, IU y ULEG en el parque tecnológico que lo llegaron a contraponer a Eurovegas», aseguran desde el grupo municipal del PP. Recuerdan, incluso, que el 14 de febrero de 2012, Rafael Gómez Montoya (PSOE) mostraba su rechazo a Eurovegas y decía: «Entendemos que, si queremos trabajar por el empleo, desarrollemos al cien por cien Leganés Tecnológico, que está parado».

Cuadrar presupuestos

Los tres partidos de la oposición pretenden dejar la pelota en el tejado del PP y exigir la readmisión de los 38 interinos cesados a finales del pasado año. El alcalde de Leganés ya dijo que la reducción de personal se debía a la necesidad de cuadrar los presupuestos y de absorber el déficit de unas cuentas «infladas» por las «irresponsables políticas de contratación de personal» de la anterior legislatura, a cargo de la unión PSOE-IU.