Medio centenar de manifestantes se han concentrado en la Puerta del Sol con el objetivo de acampar
Medio centenar de manifestantes se han concentrado en la Puerta del Sol con el objetivo de acampar - A. D.

Fracasa el intento de acampar en la Puerta del Sol tras el asedio a la sede del PP de Madrid

Pasadas las diez de la noche los manifestantes declararon su intención de acampar en Sol. La lluvia disolvió la concentración, que no supero en ningún momento el centenar de personas

Actualizado:

La publicación de nuevas informaciones sobre la trama Gürtel que salpican directamente a la ministra Ana Mato y su familia ha sido el detonante para que la noche de este viernes fuera testigo de manifestaciones espontáneas y altercados en el centro de la capital. La convocatoria –a través de las redes sociales bajo el hashtag #volvemos1f– llevó a grupos de manifestantes hasta los accesos de la calle Génova, tanto en la madrileña Plaza de Colón como en la de Alonso Martínez.

Otro grupo de manifestantes inició la concentración a las siete y media de la tarde en la Puerta del Sol, desde donde se dirigió hacia la sede del PP. Y un tercer grupo que se encontraba en las inmediaciones del Congreso y también se dirigió hacia Génova. Desde allí, avanzaron posteriormente hacia las vías más emblemáticas del centro de la capital custodiados por un fuerte dispositivo policial y realizando cortes aleatorios de circulación en la Gran vía y la calle Alcalá.

Hacia las nueve y media de la noche, los concentrados iniciaron una marcha de protesta que se dirigió hacia la céntrica Puerta del Sol. Durante el transcurso de la misma varios contenedores fueron quemados en la calle Mejía Lequerica y en la calle Hermanos Álvarez Quintero, cerca de Génova.

La cifra de protestantes se fue reduciendo a medida que la lluvia comenzaba a arreciar. El grupo de manifestantes inicial –unas 500 personas aproximadamente– vio mermado su número hasta quedar medio centenar en el Kilómetro Cero alrededor de la medianoche.

Entre los que decidieron mantener la protesta, a pesar de la lluvia, destacaban «caretas de Anonymous» y miembros de grupos radicales de izquierda, que prometieron volver este sábado a «asediar» la sede del Partido Popular en Madrid durante la reunión extraordinaria convocada por Mariano Rajoy. Aumentaban la sensación de muchedumbre los vendedores de cerveza que hacen negocio los fines de semana y miembros de la Policía, así como medios de comunicación y curiosos.

No hubo incidentes relevantes

La noche transcurrió sin altercados en la Puerta del Sol. El único momento de tensión –muy leve– se vivió cuando uno de los manifestantes depositó un plástico en el suelo con intención de sentarse. Los agentes policiales lo retiraron, apartándolo para que el material fuera recogido por los servicios de limpieza. También se realizaron algunas identificaciones.

Otros manifestantes también portaban artículos que pronosticaban una nueva acampada en Sol, tales como sacos de dormir o cartones. Sin embargo, la acción no llegó a hacerse efectiva a pesar de los intentos por convertir de nuevo el centro de la capital en el punto clave de las protestas ciudadanas.

Pasadas las doce de la medianoche ya no quedaba ninguna Unidad de Intervención Policial –UIP– de las ocho que llegó a haber y el helicóptero de la Policía Nacional dejo de sobrevolar Sol. Sí permanecieron alerta, como todos los días, dos patrullas de Policía Municipal. La Puerta del Sol recuperó su normalidad para dar paso al ambiente festivo habitual de un viernes por la noche.

«El 23-F todos al Congreso»

Además de la iniciativa para concentrarse frente a la sede del Partido Popular en la calle Génova este sábado a las doce del mediodía, los manifestantes recordaron ayer por la noche su intención de reunirse el próximo 23 de febrero delante de la Cámara Baja.

De llevarse a cabo, la congregación tendría lugar el mismo día en que se cumplen 32 años desde el intento de golpe de Estado perpetrado por Tejero.