Contenedores ardiendo tras la protesta, en la calle Hermanos Álvarez Quintero, cerca de Génova
Contenedores ardiendo tras la protesta, en la calle Hermanos Álvarez Quintero, cerca de Génova - óscar del pozo

Cientos de personas han acosado las sedes del PP durante una protesta contra la corrupción convocada en internet

La convocatoria, a través de las redes sociales, también está teniendo lugar en Barcelona

Actualizado:

Varios centenares de personas han vuelto este viernes a concentrase, al igual que el pasado jueves, en las inmediaciones de la sede del PP en Madrid para protestar contra la corrupción.

La convocatoria, efectuada a través de las redes sociales bajo el hastag #volvemos1F, ha llevado a grupos de manifestantes hasta los accesos a la calle Génova tanto en la madrileña Plaza de Colón como en la de Alonso Martínez. El objetivo era acercarse a la sede del PP en Madrid.

El responsable del dispositivo policial desplegado este viernes en las cercanías de la sede popular, en declaraciones a Efe, cifró en unas 400 personas las que se han congregado en la calle Génova con gritos de «dimisión». Posteriormente, el grupo ha pasado por la Gran Vía, Cibeles y otras calles del centro, cortando el tráfico rodado. Algunos contenedores fueron quemados en la calle Hermanos Álvarez Quintero, cerca de Génova.

Al menos una treintena de vehículos policiales protegían la sede madrileña del PP y sus accesos, y se instaló un vallado arriba y abajo de la calle Génova.

Las protestas, que ya se registraron hace dos semanas en una jornada similar a las de ayer y hoy, han arreciado tras publicarse en medios de comunicación informaciones sobre el extesosero del PP Luis Bárcenas y la supuesta contabilidad paralela que mantenía.

La manifestación no está teniendo lugar solo en la capital, también en Barcelona, donde se decidió acampar en una asamblea en la Plaza de Sant Jaume.

Concluye la manifestación de protesta contra la corrupción

La treintena de manifestantes que permanecían en la Puerta del Sol de Madrid procedentes de la manifestación que se inició la pasada tarde en la sede del PP en la calle Génova se ha disuelto alrededor de la medianoche. Los manifestantes que llegaron a la céntrica plaza intentaron extender sobre las 23.00 horas del viernes unos plásticos en la verja de la estatua ecuestre de Carlos III con la intención de acampar.

Tres furgones de la Policía Nacional y un coche de la Policía Municipal llegaron a la plaza sobre las 23.30 y procedieron a la retirada de los plásticos y a identificar a algunos de los concentrados. Los agentes fueron recibidos con gritos de "vuestro presidente es un delincuente" y "aquí no están, están en Génova, están en la Moncloa".

Después de que un par de operarios de limpieza se llevaran los plásticos, una treintena de personas permaneció en la plaza y paulatinamente las dotaciones policiales se fueron retirando poco más tarde permaneciendo en la Puerta del Sol solo una patrulla de policía municipal.