Una maniobra brusca de una máquina agrícola, posible causa del accidente de Badajoz
El rescate de las víctimas ha sido complicado - efe

Una maniobra brusca de una máquina agrícola, posible causa del accidente de Badajoz

Cinco menores fallecieron y otras seis personas están hospitalizadas por diversas lesiones. El siniestro tuvo lugar en una recta con buena visibilidad

Actualizado:

El accidente en el que anoche murieron cinco menores en Badajoz pudo deberse a una maniobra brusca de una máquina agrícola cuando el microbús siniestrado la adelantaba. Según ha indicado el delegado del Gobierno, Germán López Iglesias, las primeras investigaciones apuntan a que, cuando el microbús se dispuso a adelantar a la máquina agrícola, esta efectuó un giro a la izquierda de forma sorpresiva.

El accidente ocurrió en la carretera que une los municipios de Castuera y Puerto Hurraco (Badajoz), en un tramo con «buena visibilidad», según el jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil en Extremadura, Héctor Pulido. Además de los cinco fallecidos, chicos de entre 12 y 15 años pertenecientes a un equipo de fútbol sala de Monterrubio de la Serena, cuatro niños y dos adultos heridos.

Fuentes del Gobierno de Extremadura ha informado a Efe de que tres niños está ingresados en la Unidad de Pediatría en estado leve. Otros tres heridos permanecen en observación en Urgencias, un niño y dos adultos, entre ellos el conductor del microbús accidentado. Este y el conductor de la máquina agrícola serán interrogados serán interrogados durante la jornada de hoy para esclarecer el suceso.

Los cadáveres continúan en el Instituto Anatómico Forense de Badajoz, adonde se han desplazado una veintena de familiares, mientras la localidad pacense, que sigue consternada con la noticia, se prepara para el funeral. El polideportivo municipal se está acondicionado para acoger la capilla ardiente. El ayuntamiento celebrará a las doce del mediodía un pleno extraordinario para decretar tres días de luto.

Antonio Blázquez, alcalde de Monterrubio de la Serena, ha explicado que ha ofrecido a las familias de los cuatro fallecidos residentes en el pueblo -el un quinto es de una pedanía cercana- el polideportivo para acoger allí la capilla ardiente y está a la espera de lo que las familias decidan.

El Gobierno extremeño ha decretado tres días de luto y suspendido todos los actos de campaña electoral. «Es un pueblo pequeño, anoche todo el mundo sabía que había muertos y nadie sabía si era el suyo», ha descrito con tristeza el delegado del Gobierno. También el presidente del Club Deportivo Monterrubio, al que pertenecían los niños, Tomás Balsera ha expresado su consternación por el accidente. Según ha dicho, tampoco él ha podido aún hablar con los responsables del club que iban en el microbús.