ICV sugirió a Mas una «pregunta-árbol» para la consulta separatista
Joan Herrera, coordinador nacional de ICV - efe

ICV sugirió a Mas una «pregunta-árbol» para la consulta separatista

Herrera puso como ejemplo la experiencia de Puerto Rico, en la que el referendo tuvo tres posibles respuestas sobre su estatus y relación con EE.UU.

Actualizado:

El coordinador nacional de ICV, Joan Herrera, ha desvelado hoy martes que habló hace unas semanas con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, sobre el posible escenario de una «pregunta-árbol» en la consulta soberanista al estilo de Puerto Rico, formato que finalmente ha sido el consensuado.

Los partidos proconsulta -CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP- pactaron hace una semana una doble pregunta en una eventual referéndum de autodeterminación que se celebraría el 9 de noviembre de 2014: «¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado? 'Sí' o 'no'». A continuación, y en caso afirmativo, habría una segunda cuestión: «¿Quiere que este Estado sea independiente? 'Sí' o 'no'».

En declaraciones a Efe, Herrera ha revelado que hace unas seis semanas -a mediados de noviembre- compartió con el presidente catalán la posibilidad de una «pregunta-árbol» como la experiencia de Puerto Rico, en la que el referendo tuvo tres posibles respuestas sobre su estatus y relación con EE.UU..

«Lo compartimos, era un escenario posible, pero quien materializa la pregunta-árbol es el president cuando nos plantea la concreción de la pregunta», ha precisado el dirigente ecosocialista, que no ha querido concretar más sobre las respuestas que él contemplaba a la hora de preguntar sobre el futuro estatus de Cataluña.

Herrera ha alabado la actitud de «prudencia» y de «responsabilidad» de Mas pese a no proponer de forma literal su propuesta de pregunta, en «aras» del acuerdo entre los partidos favorables al derecho a decidir.

Para el líder de ICV, la pregunta que han consensuado los partidos es un «buen acuerdo» ya que permite «sumar» a federalistas y a independentistas, algo que «algunos creían que era imposible» de conseguir.

Herrera ha vaticinado que la primera de las preguntas («¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado?») tendría un 'sí' «aclaparador», lo que a su juicio dará un «mandato clarísimo» para negociar el estatus quo actual.